Las impresiones 3D pavimentan el camino hacia el futuro

0
684

Crear un objeto tridimensional es ahora una realidad
El futuro ha llegado, la capacidad de crear un objeto tridimensional usando una impresora simple es una realidad en el mundo de hoy.
17_2Simplemente tres décadas después de que se inventara la impresión en 3D, Israel ya es el fabricante de aproximadamente el 40 por ciento de todas las impresoras 3D de todo el mundo, comenta Ziv Sadeh, vicepresidente de ventas de la empresa israelí de impresión 3D Su-Pad.
Los precios de estas impresoras varían dependiendo de su uso previsto y según su calidad, en la actualidad pueden ser comprados por cualquier persona para el uso doméstico.
Mientras que una impresora 3D de consumo corriente cuesta unos cientos de dólares, el valor de una impresora profesional puede ser de hasta 1 millón de dólares.
Pero más allá de sus precios, las aplicaciones de la impresión 3D son muy amplias, se utilizan hoy en día para crear cualquier cosa, desde objetos como juguetes y ropa, hasta sofisticados equipos médicos.
17_3El proceso de impresión 3D es relativamente sencillo. Se crea y almacena un archivo digital del elemento deseado en un ordenador, que se envía a la impresora 3D para su impresión. Sin embargo, crear el archivo desde cero es muy técnico y actualmente sólo puede ser realizado por programadores capacitados. Según Sadeh, a medida que las impresoras 3D proliferen en el mercado, se les enseñará a los niños cómo hacer esta programación por sí mismos, pero eso vendrá en tiempos lejanos.

¿Impresión 3D de órganos “vivos”?
17_4Mientras tanto, los médicos ya están utilizando estas impresoras para crear maquetas de anatomía, para que puedan obtener la visión más clara posible y saber exactamente dónde se debe escindir un órgano en una vez en la cirugía. También los utilizan para crear dispositivos médicos que puedan coincidir con la necesidad exacta de cualquier paciente a una fracción del precio en una fracción del tiempo.
Los profesionales médicos están incluso buscando maneras de crear tejidos vivos en impresoras 3D, lo que podría un día, erradicar la necesidad de los donantes.
Las células madre humanas ya están siendo impresas en 3D en Israel por Nano Dimension. Fundada en 2012, la startup ha creado un nombre mundial para sí misma. Además de la fabricación de PCB (circuitos impresos) que conectan dispositivos electrónicos a través de pistas conductoras, el avance de Nano Dimension ha sido descubrir cómo imprimir células madre a altas resoluciones y altos volúmenes.
17_5Otra compañía israelí, Syqe Medical, está usando la impresión 3D con vistas a la marihuana medicinal. Su inhalador Syqe es un dispositivo impreso en 3D que se utiliza para inhalar cannabis medicinal. Además de ser más saludable para sus pulmones, según la compañía, el inhalador Syqe puede distribuir la dosis de marihuana medicinal con una mayor precisión que un cigarrillo estándar de marihuana medicinal. Los cigarrillos de marihuana hacen que sea difícil para los médicos medir con precisión cuánta marihuana se necesita dosificar.
El inhalador también elimina la sensación de éxtasis en los pacientes, desagradable para algunas personas, sin dejar de relajar al paciente y aliviar su dolor.
El año pasado, la firma israelí Teva Pharmaceutical Industries, una de las mayores compañías farmacéuticas del mundo, firmó un acuerdo de distribución y cooperación con Syqe Medical, con sede en Tel Aviv, para comercializar cannabis medicinal en un inhalador.
17_6Otra fuerte evidencia que da fe de la fortaleza de Israel en la impresión 3D es la adquisición de Simbionix por la compañía 3D Systems en 120 millones de dólares (2014). Simbionix es considerado un líder en simulación y entrenamiento quirúrgico de realidad virtual 3D. El año pasado, la compañía presentó su software de vanguardia para la impresión de modelos anatómicos que permite a los médicos planificar y practicar los métodos a seguir antes de realizar una cirugía complicada. Utilizando esta tecnología innovadora, el médico puede imprimir en 3D el órgano o miembro en el que están a punto de realizar un procedimiento quirúrgico y estudiarlo mientras lo sostiene.

No sólo objetos de plástico
La empresa pionera israelí de impresión en 3D Objet, fundada hace unos 20 años, es considerada como la primera empresa importante de impresión en 3D de Israel. En 2012, Objet se fusionó con el gigante de impresión estadounidense 3D Stratasys, convirtiéndola en una de las empresas más grandes y rentables del mundo. El actual consejero delegado de Stratasys es el israelí Ilan Levin, quien anteriormente fue presidente de Objet.
Stratasys, que tiene su sede en los EE.UU. y en Israel, crea impresoras 3D con un precio de entre 10.000 y 400.000 dólares; Algunas de ellas son utilizadas por grandes corporaciones para crear prototipos de sus productos.
17_7Pero mientras la mayoría de las impresoras 3D usan plástico, la empresa israelí XJet, fundada en 2008, es pionera en la impresión 3D con metal líquido, haciendo que el producto resultante sea más fuerte y duradero.
Estas y otras tecnologías de impresión 3D desarrolladas en Israel demuestran que el país se convertirá en una potencia de impresión 3D en los próximos años.
Fuente: NoCamels
Fotos y videos: Cortesía

Dejar respuesta