Velada en honor de Shmulik Atzmon en Habima

15 septiembre, 2019 , ,
Atzmon y Sandak

La obra “Yossel Rakover habla con Dios” se pondrá en escena en una presentación especial que lleva a cabo el Teatro Habima en honor al actor Shmulik Atzmon-Wirtzer que también la interpreta y de esta manera se conmemoran varias celebraciones, los 90 años del actor, el hecho de que cierra un círculo al regresar a escena para actuar en hebreo, y más que todo conmemora de esta manera los 70 años de escenario.

Shmulik en escena

El veteranísimo Atzmon es un baluarte de la cultura israelí en general y del panorama del idish en especial. Fundador del “Yiddishpiel” y su director durante 25 años, actuó en decenas de obras de otros teatros importantes en idish y hebreo. Esta obra escenificada por Shmulik junto al director Moti Sandak, estrenada en el marco del Teatroneto 2019, es un monodrama de Zvi Kolitz traducido por Ada Paldor, sobre un judío que perdió a su esposa y sus seis hijos en el gueto de Varsovia, describe las últimas horas, su mensaje para futuras generaciones encontrado en una botella entre las ruinas. Recordemos que Atzmon Wirtzer mismo es un sobreviviente del Holocausto. La velada será realizada por el Teatro Nacional Habima en colaboración con el Teatro Judío y el Teatro Mental, el 20.9 en Habima.

La historia sobre “Yossel Rakover habla a Dios” es muy interesante, fue escrita en idish por Zvi Kolitz en 1946, en una explosión inspiradora una noche en una habitación de hotel en Argentina y publicada en el periódico idish. Un año después, la historia se vuelve a publicar en Nueva York sin el nombre del autor. A partir de entonces, la historia tiene vida propia. En 1953, en Tel Aviv, se colocó un sobre en el escritorio del editor del diario idish “Di Goldene Kate”, con esta frase: “Un testamento escrito en el gueto de Varsovia”. El texto no contenía la palabra “cuento” ni el nombre del autor ni la fuente del periódico argentino en el que se publicó por primera vez.

En 1954 Abraham Sutzkever editó este texto y lo publicó en «The Golden Age», la revista más importante en idish posterior al Holocausto, como un documento auténtico encontrado en una botella en medio de las ruinas del gueto de Varsovia. Mientras tanto, esta historia ha sido traducida al alemán, francés, inglés, holandés y polaco y ha despertado inmensos ecos y gran entusiasmo en todas partes, incluso entre muchos intelectuales. Zvi Kolitz respondió de inmediato a estas publicaciones, alegando que él era el autor de la historia y que no era un documental en absoluto, a pesar de ello fue acusado falsamente de impostor. Finalmente, al revelarse la historia original publicada en Argentina, Kolitz fue reconocido como su autor.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.