Una visita histórica, numerosas implicaciones regionales

El arribo del emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Al Thani a El Cairo, su primera visita a Egipto desde 2015, está ligada al continuo avance del proceso de normalización que comenzó en enero de 2021 entre los dos países y entre ambos líderes.

Foto: Presidencia de Egipto

Por el Dr. Ofir Winter y Dr. Yoel Guzansky

Esta es su segunda reunión desde el final del boicot del Cuarteto Árabe a Qatar, en el que también participó Egipto.

Los dos líderes, El Sisi y Tamim, tomaron las riendas del poder en sus respectivos países casi simultáneamente.

En el encuentro, el presidente egipcio felicitó a su invitado por el noveno aniversario de su acceso al trono tras suceder a su padre, mientras que el emir qatarí felicitó a su anfitrión por el noveno aniversario de la revolución del 30 de junio de 2013.

Esta no es una mera cortesía.

Las tensiones entre los dos países comenzaron luego de que Qatar se pusiera del lado de los Hermanos Musulmanes en Egipto y contra el régimen que los derrocó.

La visita actual, sin embargo, se produce tras una década de derrotas sufridas por el islam político en el Medio Oriente, desde Egipto, pasando por Túnez, hasta Marruecos y Sudán.

Los patrocinadores del islam político, encabezados por Qatar y Turquía, se han alejado gradualmente del proyecto islamista en favor de fortalecer los lazos políticos y económicos con el «campo» pragmático sunita liderado por Egipto, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

A raíz de la crisis del COVID-19 y la guerra en Ucrania, las consideraciones económicas, más que ideológicas, han comenzado a marcar la pauta.

Los intereses en la seguridad alimentaria, la energía y la estabilidad enfatizan lo que se comparte sobre lo que divide y alientan la acción regional conjunta.

La visita del jeque Tamim a Egipto se produce tras una intensa semana en la que los reyes de Arabia Saudita, Jordania y Bahréin también visitaron Egipto, aparentemente con el objetivo de coordinar posiciones de cara a la importante visita del presidente estadounidense Biden a la región a mediados de julio.

El príncipe heredero saudita llegó a Egipto con 7.700 millones de dólares en acuerdos para ayudar a Egipto en su crisis económica.

El jeque Tamim y el Sisi se unirán a los otros líderes de los estados del Golfo, Jordania e Irak para una cumbre histórica con Biden en Riad.

La reunión entre el Sisi y el jeque Tamim se produce tras una mejora significativa en las relaciones exteriores de Qatar, lo que fortalece su estatus e influencia.

En el trasfondo: la mediación de Qatar en las conversaciones nucleares con Irán; asistencia a los Estados Unidos en el contexto de la cuestión de Afganistán; la guerra en Ucrania, que ilustra su centralidad en el mercado mundial de la energía, y el ser el primer país árabe en albergar la Copa Mundial de FIFA este año.

Si bien la reunión de líderes estuvo en el punto de mira, no fue menos importante la reunión paralela entre los ministros de Finanzas de los dos países en el Foro Económico de Qatar.

Los dos ministros firmaron un memorando de entendimiento para profundizar la cooperación económica, que sigue a un acuerdo de inversión de cinco mil millones de dólares de Qatar en Egipto, firmado entre los países en marzo pasado y que cubre una variedad de áreas, que incluyen la banca, bienes raíces, energía, comercio, agricultura y aviación.

Las relaciones económicas entre Egipto y Qatar van acompañadas de relaciones políticas y de seguridad más estrechas, que pueden afectar muchos escenarios en la región: la Franja de Gaza, Libia, las rutas de navegación del Mar Rojo y la confrontación con Irán.

También se espera que la creciente cercanía de Doha con El Cairo en estos temas esté en línea con el interés israelí.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Medio Oriente