Una neurocientífica israelí explica que el trauma de los ataques del 7 de octubre tiene efectos en la estructura del cerebro

Según la neurociencia, el estrés agudo es causado por la hiperactivación de una pequeña región del cerebro llamada amígdala. Foto: Meo/Pexels.Según la neurociencia, el estrés agudo es causado por la hiperactivación de una pequeña región del cerebro llamada amígdala. Foto: Meo/Pexels

Talma Hendler, profesora y neurocientífica de la Universidad de Tel Aviv, estudió imágenes cerebrales de los soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel que pelearon en 2006 en la Segunda Guerra del Líbano. Allí registró un aumento en la activación de una amígdala que se asocia a la exposición a eventos traumáticos.

A partir de este conocimiento y experiencia, Hendler siguió profundizando en su estudio del Estrés Postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés), lo que le permite ahora aplicar esa información al análisis del contexto actual, además de incentivar el uso de Prism, un software desarrollado por ella misma que ayuda a modular la actividad cerebral y modificar los efectos del PTSD en el corto plazo.

El ataque de Hamás, que dejó un saldo de más de 1300 muertos, hace que los soldados, y la sociedad israelí en su conjunto, esté experimentando los efectos del trauma que estudia Hendler. 

La neurocientífica explica que el estrés agudo produce la hiperactivación de la amígdala, asociada al sistema límbico. “Su amígdala se acelera porque necesita reclutar todos sus mecanismos de supervivencia para superar la amenaza aguda del trauma y el estrés”, relata Hendler.

Además, agrega que “es muy perjudicial a largo plazo si el sistema límbico permanece hiperactivo y no regresa a su nivel homeostático. La buena noticia es que entre el 80 y el 90 por ciento de las personas superarán, con el tiempo, esta sobre-activación del sistema límbico. No desarrollarán una patología postraumática”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.