Una mezquita de más de 1.200 años fue descubierta en el Néguev

La mezquita -la segunda de este tipo- se une a otra que fue descubierta en 2019 en excavaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel. La excavación en Rahat - iniciada por la Autoridad para el Desarrollo y el Asentamiento de los Beduinos en el Neguev, arroja luz sobre los inicios del Islam en el Levante Sur.

Una de las mezquitas más antiguas del mundo. Foto: AAI

En la ciudad de Rahat, en el Néguev, se ha descubierto recientemente una lujosa finca y una rara mezquita rural, una de las más antiguas conocidas en todo el mundo (con más de 1.200 años de antigüedad).

Las excavaciones arqueológicas a gran escala llevadas a cabo por la Autoridad de Antigüedades de Israel para facilitar la construcción de un nuevo barrio en Rahat, con el apoyo de la Autoridad para el Desarrollo y el Asentamiento de los Beduinos en el Néguev, están proporcionando detalles gráficos de la transición gradual del cristianismo al islam que tuvo lugar entre los siglos VII y IX de nuestra era.

Las excavaciones, dirigidas por Oren Shmueli, la Dra. Elena Kogan-Zehavi y el Dr. Noe David Michael en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel, revelaron edificios con características cristianas e islámicas tempranas muy próximos entre sí.

«Descubrimos una casa de labranza del periodo bizantino que aparentemente albergaba a agricultores cristianos. Y que incluía una torre fortificada y habitaciones con fuertes muros que rodeaban un patio. En la cima de una colina cercana, encontramos fincas construidas de una manera completamente diferente; éstas se construyeron unos cien años más tarde, entre finales del siglo VII y el IX, el período islámico temprano. Los edificios de la finca, aparentemente construidos por los musulmanes, estaban construidos con líneas de habitaciones junto a grandes patios abiertos».

Y agregó: «Muchos de los hornos revestidos de arcilla que se observan en las habitaciones y los patios se utilizaban probablemente para cocinar alimentos. Los muros de estos edificios eran relativamente finos y, al parecer, soportaban paredes de adobe que no han sobrevivido». Una mezquita rural primitiva fue excavada en las inmediaciones en 2019 por Shahar Tzur y Jon Seligman por encargo de la Autoridad de Antigüedades de Israel. Y, la primera de su tipo, proporcionó pruebas de la identidad de los habitantes.

En las recientes y renovadas excavaciones, los arqueólogos se sorprendieron al descubrir otra mezquita rural de los siglos VII – VIII de nuestra era. La mezquita incluye una sala cuadrada y un muro orientado a la dirección de La Meca (qibla), la ciudad santa del Islam. En el centro del muro, que apunta hacia el sur, hay un nicho en forma de medio círculo (mihrab). Estas características arquitectónicas características arquitectónicas demuestran que el edificio se utilizó como mezquita. La mezquita se encuentra sola en el lugar y podría haber sido utilizada por varias docenas de fieles musulmanes para las oraciones.

La mezquita se encuentra a unos 400 metros al sur de un lujoso edificio inmobiliario construido en torno a un patio central. Incluye salas con pavimento de piedra, algunas pavimentadas con mármol, y paredes decoradas con frescos pintados en rojo y amarillo. Los restos de finas vajillas y vasos de cristal, algunos decorados con dibujos de plantas y animales, que se descubrieron en el edificio, evidencian la riqueza de sus habitantes.

Según los investigadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel, «las pruebas de todas las zonas de excavación reunidas hasta ahora: las viviendas, las casas de oración, los hornos y los utensilios, arrojan luz sobre los inicios del proceso histórico que tuvo lugar en el norte del Néguev con la introducción de una nueva religión, la del Islam, y de un nuevo gobierno y cultura en la región. Éstos se establecieron gradualmente, heredando el anterior gobierno bizantino y la religión cristiana que dominaron la tierra durante cientos de años».

Según el director de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Eli Eskozido, «la importante excavación a gran escala en Rahat contribuye a nuestro conocimiento, y al de los residentes de la ciudad de Rahat, que, junto con la Autoridad para el Desarrollo y el Asentamiento de los Beduinos en el Néguev, se verá recompensada con la integración de hallazgos únicos en el desarrollo de la ciudad -lo antiguo junto a lo moderno- como en las palabras del rey Salomón: «Una generación viene y otra pasa, y la tierra permanece para siempre».

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Arqueología