Una fuerte nevada provocada por el temporal Elpis corta los accesos a Jerusalén

La tempestad obligó a cortar casi todos los accesos a la capital de Israel y suspender gran parte del transporte público.

Foto: Policía de Israel vía Twitter

Jerusalén amaneció cubierta de una capa de más de quince centímetros de nieve tras una intensa nevada durante la noche, provocada por el temporal Elpis.

La nieve comenzó a caer el miércoles a las 19.30 horas (17.30 GMT) y las autoridades habían aconsejado a los residentes en la ciudad que se recogieran en sus casas desde las 15.00 horas (13.00 GMT), además de suspender por la tarde la actividad en colegios y organismos públicos.

Una fuerte nevada ya había caído la víspera sobre los Altos del Golán, el área más alta en la región, donde también tuvieron que cerrar carreteras, y donde la semana pasada ya pudo abrir la estación de esquí de Mont Hermón gracias a la que fue la primera nevada de la temporada.

Las principales carreteras que dan entrada a la ciudad permanecen cortadas y se ha suspendido el servicio de autobuses interurbanos, aunque sí está operativo el tren que une Jerusalén y Tel Aviv.

Dentro de Jerusalén, también se ha suspendido el transporte público a excepción de la única línea de tranvía que atraviesa la ciudad, y las escuelas y demás centros educativos han suspendido hoy las clases.

Los servicios municipales trabajaron durante la noche para limpiar de nieve las principales calles de la ciudad, con 250 quitanieves desplegados y unas 150 toneladas de sal esparcidas por las carreteras.

En Gilo, el barrio jerosolimitano más elevado, había caído suficiente nieve una hora después de los primeros copos para que sus vecinos pudieran hacer peleas de bolas de nieve; mientras que las redes sociales se inundaron de instantáneas de la capa blanca que iba cubriendo otros barrios de la ciudad.

La nieve también llegó a Ramala y Belén, en Judea y Samaria (Cisjordania), ya que alcanzó municipios situados por encima de los 700 metros; mientras que Elpis causó fuertes vientos y lluvias en puntos más bajos de Israel y de los territorios controlados por la Autoridad Palestina.

Nevadas de esta envergadura no son habituales en Jerusalén, aunque en febrero del año pasado se produjo una similar; mientras que la última gran nevada data de 2013, cuando un fuerte temporal cortó el suministro eléctrico en varios vecindarios y cubrió la ciudad con 3 centímetros de nieve, mientras que en Golán se llegó a los 90.

Antes de llegar a Israel, Elpis pasó por Grecia y Turquía, donde causó estragos en Estambul el martes al obstruir las principales carreteras, dejando a muchas personas y vehículos varados durante la noche a temperaturas bajo cero. EFE y Aurora

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Nacional