Un verano israelí único en Nof Ginosar

El primer “hotel-kibutz” que marcó un alto estandarte de agradables vacaciones israelíes. Los turistas que lo visiten disfrutaran de gran confort y un rico programa de entretenimiento.

Chiquita Levov

Al llegar el verano el director de Nof Ginosar, Roni Manor y los integrantes del complejo turístico del hotel dan la bienvenida a la multitud diversa de vacacionistas israelíes que llegan durante toda la semana y especialmente los fines de semana y días festivos, como también a los variados grupos de turistas del extranjero que en estos días vuelven a ser un componente importante en el hospedaje del hotel.

El hotel cubre unos 40 acres de espacios verdes, paisajes, naturaleza, playa adyacente, actividades acuáticas, piscina privada (cerrada), tranquilidad y un ambiente muy relajado. Tiene 245 lujosas y espaciosas habitaciones muchas de ellas recientemente renovadas, todas con hermosa vista del “Kineret” (Mar de Galilea), el monte Arbel y el Valle de Ginosar.

Más datos: WWW.GINOSAR.CO.IL

Roni Manor director del hotel y los miembros del kibutz Ginosar establecieron el primer hotel-kibutz israelí de este tipo en Israel, hace 57 años a orillas del Kineret o Mar de Galilea y el período del virus Corona sirvió de ocasión para invertir en el mismo y fortalecer la experiencia del hotel.

Durante el primer cierre se renovó el comedor con una gran inversión para el bienestar de los comensales. En este restaurante se presentan gran variedad de platos con productos israelíes frescos y seleccionados, por lo cual a veces el comensal se siente perdido ante la gran oferta de cantidad y calidad.

La cocina israelí del hotel ofrece una rica variedad de sabores y un servicio particularmente agradable, junto con repostería fina, el chef Gil Roberg ha agregado muchas mejoras al menú y su hermana Tami, la repostera, también ofrece riqueza culinaria en cada comida.

En este hotel, a la maravillosa experiencia turística que significa visitar la zona del Mar de Galilea o “Kineret” con sus magníficos paisajes, se agrega un hospedaje inolvidable: con interesante contenido y una atractiva combinación de actividades que conforman la auténtica “experiencia israelí” y son una parte importante de las vacaciones en el Nof Ginosar.

Los fines de semana, los días festivos y durante los meses de verano, el autobús amarillo que sale del hotel para realizar un recorrido experiencial por el kibutz y los platanales. Los huéspedes podrán conocer de cerca la industria del kibutz y aprender un poco sobre el kibutz desde entonces hasta hoy. Muy especial son los atardeceres frente al Kineret, disfrutando de un complejo de fogatas y de una variedad de actividades en el club de niños. Todo ello rodeado de un ambiente muy amistoso y de un servicio muy atento a las necesidades del huésped.

Otra gran ventaja del Nof Ginosar es su ubicación, ya que desde el hotel se puede recorrer sitios especiales y visitar otras atracciones que se hallan en la vecindad, tales

como la nueva atracción de navegación llamada “Havayama” que ofrece una aventura única de conducción propia, o la obligada visita al Museo Yigal Allón en el que se muestra el asentamiento en la Galilea a través de exposiciones permanentes, se exhiben exposiciones alternativas de arte contemporáneo y lo más destacable es la exhibición de la antigua barca de madera del siglo 1 A. C., descubierta entre el kibutz Ginosar y Migdal.

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Pinceladas