Un objeto comercial poco habitual de 2.000 años de antigüedad se exhibe en el Museo de Israel

Estatua del emperador Adriano fundido en bronce, exhibido en el Museo de Israel. Foto: Carole Raddato from FRANKFURT, Germany, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons.Estatua del emperador Adriano fundido en bronce, exhibido en el Museo de Israel. Foto: Carole Raddato from FRANKFURT, Germany, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons.

Se cree que la caja fue utilizada en el período del Segundo Templo para exhibir mercancías en el mercado de peregrinos de Jerusalén.

La carretera de Peregrinación que conecta la Piscina de Siloé con el Monte del Templo era el circuito comercial principal en Jerusalén en la época del Segundo Templo, hace aproximadamente 2.000 años. La ciudad tenía un funcionamiento similar a otras ciudades del mundo romano antiguo, con un mercado en el que se vendían productos locales y exóticos.

En la década de 1950, arqueólogos hallaron en Israel una caja, que en ese momento fue interpretada como un cuenco para semillas. Sin embargo, en el último período se volvió a hallar una caja parecida, y se determinó que se trataba de un producto comercial de exhibición.

La caja de piedra tiene los lados quemados, que podrían tener que ver con los incendios de la Revuelta Judía. La pieza, que ya está en exhibición en el Museo de Israel, está hecha con piedra caliza y presenta multi-cámaras.

Según un comunicado oficial de la Autoridad de Antigüedades de Israel, la caja fue “descubierta en una capa de destrucción dentro de una antigua tienda datada a finales del período del Segundo Templo que una vez se encontraba junto a la Carretera de Peregrinación en la Ciudad de David”.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios