23 agosto, 2021

Un hombre fue asesinado y otro herido a balazos en Nazaret

72 árabes israelíes fueron víctimas de homicidio desde el comienzo del año

Foto: Policía de Israel

Un joven de 22 años fue asesinado a balazos en las primeras horas de hoy, lunes, en la ciudad de Nazaret.

El occiso fue identificado como Mohammed Salam, domiciliado en la ciudad considerada como la cuna del cristianismo. Otro joven de alrededor de 20 años fue evacuado al hospital en grave estado.

Ambos estaban en un automóvil cuando fueron baleados.

Según la emisora estatal Kan, la policía cree que el trasfondo de la balacera es un ajuste de cuenta entre delincuentes. La Unidad Central del Distrito Norte de la Policía inició una investigación.

Con este asesinato ya son 72 los árabes israelíes que han muerto en forma violenta en lo que va del año.

El viernes, una mujer de 28 años, identificada como Lorin Musrati, fue asesinada a balazos en la ciudad de Ramle en el centro del país.

La policía sospecha que detrás del asesinato está la familia de su difunto marido, que fue asesinado también a balazos en el mismo lugar en 2015. Aparentemente, se oponían a la decisión de la viuda de mudarse con sus hijos a Haifa tras el asesinato de su marido.

Según un reporte de la emisora Kan, el difunto marido de Lorin, Ramadán y su padre, Mustafa, fueron víctimas de un doble asesinato en 2015, en la misma calle donde ella fue muerta a balazos, en la sala de estar de su vivienda, bajo el telón de fondo de una disputa con el clan Karajah en la ciudad. Tras el asesinato de su marido, Ramadán, Lorin se casó con su hermano. Ambos se separaron después de varios años y ella se volvió a casar con otro hombre, que ingresó a la cárcel hace varios meses.

Consecuentemente, Lorin volvió a vivir con el hermano de Ramadán y se sospecha que por ese motivo fue asesinada por familiares del marido que se encuentra preso. Además, hace dos años y medio fue asesinada una pariente de Lorin, Shaida Musarati. Lorin es la cuarta mujer del clan Musarati asesinada en la última década.

El viernes se registraron otros tres incidentes armados, que no resultaron letales, en ciudades con numerosa población árabe.

La organización no gubernamental Iniciativas de Abraham indicó que 72 árabes israelíes fueron víctimas de homicidio desde el comienzo de 2021, entre ellas 11 mujeres. En 2020, 96 árabes israelíes fueron asesinados en hechos de violencia, la cifra más alta de fatalidades que se tenga memoria.

Otros 12 palestinos oriundos de Cisjordania y Jerusalén oriental fueron asesinados dentro del territorio israelí en presuntos homicidios.

Los líderes del sector árabe israelí acusan a la policía de no actuar con mayor firmeza contra las poderosas bandas del crimen organizado que actúan en sus comunidades e ignorar la violencia, que incluye vendettas familiares, chantajes mafiosos y violencia de género.

Un informe de la Knéset de 2020 sugiere que alrededor de 400 mil armas ilegales circulan actualmente en Israel, principalmente en las comunidades árabes.

El mes pasado, el primer ministro, Naftalí Bennett, apuntó a la violencia y el crimen en las comunidades árabes de Israel como una de los principales “calamidades” del país que los funcionarios del gobierno y los oficiales de la policía deben atacar mediante la formulación de un amplio plan a nivel nacional.

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Nacional