Un estudio israelí advierte que el uso de máscaras en las escuelas afecta la sociabilización de los niños

El trabajo fue realizado en conjunto por Universidad Ben Gurión y la de York, en Canadá.

Foto: REUTERS/Amir Cohen.

Los niños tienen dificultad para reconocer caras que están parcialmente cubiertas por máscaras, lo que podría afectar potencialmente las interacciones sociales con compañeros y educadores, así como la capacidad de formar relaciones importantes, según un nuevo estudio de la Universidad de York y la Universidad Ben-Gurion del Negev.

Investigaciones anteriores encontraron que el uso de máscaras dificultaba el reconocimiento facial en adultos. Este nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de York y la Universidad Ben-Gurion analizó a 72 niños, de seis a 14 años, para ver si su experiencia era como la de los adultos. Los rostros se presentaban con o sin máscaras, tanto en posición vertical como invertida.

“Los rostros se encuentran entre los estímulos visuales más importantes. Usamos información facial para determinar diferentes atributos de una persona, incluidos su género, edad, estado de ánimo e intenciones. Usamos esta información para navegar a través de las interacciones sociales”, dijo el profesor asistente Erez Freud de la Facultad de Salud de la Universidad de York, autor principal del estudio.

La investigación muestra que las habilidades de percepción de la cara de los niños no solo se ven profundamente afectadas cuando las personas usan máscaras, sino que su nivel de complejidad es mayor que el que experimentan los adultos. Los niños tienen una tasa de deterioro del 20 por ciento para reconocer rostros enmascarados en comparación con una tasa de alrededor del 15 por ciento para los adultos.

El estudio también reveló que los niños procesan los rostros de manera diferente cuando el rostro que miran está enmascarado, en comparación con uno que no lo está. Su capacidad para procesar rostros de manera holística, que es necesaria para la percepción de rostros, se interrumpió y se volvió más analítica.

Por lo general, los humanos procesan la cara como un todo en lugar de sus características individuales. “Las máscaras no solo dificultan la capacidad de los niños para reconocer rostros, sino que también interrumpen la forma típica y holística en que se procesan los rostros”, dice Freud.

Los investigadores utilizaron la versión infantil de la prueba de memoria facial de Cambridge, la medida más validada de las capacidades de percepción facial en humanos, para evaluar la capacidad de los niños en edad escolar para reconocer rostros con y sin máscaras, tanto verticales como invertidas.

“Si el procesamiento holístico y el reconocimiento están dañados, existe la posibilidad de que afecte la capacidad de los niños para navegar a través de las interacciones sociales con sus compañeros y maestros, y esto podría generar problemas para formar relaciones importantes”, dice Freud. “Dada la importancia de los rostros en las interacciones sociales, esto es algo a lo que debemos prestar atención”.

Con el regreso de los niños a la escuela con mandatos de uso de máscaras una vez más, las investigaciones futuras deberían explorar las ramificaciones sociales y psicológicas del uso de máscaras en el desempeño educativo de los niños, dice.

El artículo, publicado ayer en la revista Cognitive Research: Principles & Implications, fue dirigido por Freud y la estudiante de pregrado en psicología Andreja Stajduhar, en colaboración con la profesora Shayna Rosenbaum, todos del Departamento de Psicología y el Centro de Investigación de la Visión de la Universidad de York. El artículo fue escrito por los profesores Tzvi Ganel y Galia Avidan en el Departamento de Psicología de la Universidad Ben-Gurion. El estudio fue financiado por el Consejo de Investigación de Ciencias Naturales e Ingeniería de Canadá y VISTA (Vision Science to Applications).

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología