Un escritor judío tiene 4.000 pequeños dreidels que cazadores de tesoros de Europa oriental encontraron

Las tapas tradicionales de Jánuca recolectadas por Arthur Kurzweil se sacan de la tierra de dicha región.

Estos dreidels son parte de la totalidad que posee Arthur. Foto: cortesía de Kurzweil

Escritor y editor judío de varios libros, Arthur Kurzweil encontró 4.000 dreidels, objetos de poco valor financiero, pero de mucho sentimentalmente. Sus obras sobre judaísmo y magia es una gran contribución para la religión, pero estos objetos representan una extensión de ese trabajo.

La colección está en su casa de Long Island. Extraídos de la Europa del Este, Kurzweil opinó sobre ellas en diálogo con la Agencia Telegráfica Judía. “Los miro y pienso, ¿cuál es la historia de esto? ¿Y cuándo fue la última vez que alguien jugó ese juego? Me pregunto cuál fue en última instancia el destino de esta persona».

Además de los dreidels, el escritor está rodeado de tesoros judíos de Europa del Este, que los recolectaron con el tiempo. Entre estos, se destacan cajas de sellos kosher de metal, docenas de alfileres y discos de metal del tamaño de una moneda.

Otros objetos de esta colección son los amuletos que usaron históricamente los judíos que se protegían de diversas dolencias. Varios incluyen una oración para proteger al individuo de la difteria y otros se usaron para hacer lo propio con la persona de los peligros de parto.

Dreidels de colores diferentes. Foto: Creative Commons

Tanto Beth Weingast, tasadora de arte y judaica, como William Gross, coleccionista de arte judaico, dieron su punto de vista sobre Kurzweil. “Muestra la vida cotidiana del shtetl en su forma más básica y ordinaria y, si se quiere, cuando las cosas iban relativamente bien”, dijo Weigast. “Es un material fabuloso porque es objeto del judío normal y corriente, no de la aristocracia, no de la clase mercantil sino de la gente. Y eso es de suma importancia”, agregó Gross.

Kurzweil compró por primera vez un amuleto desenterrado en la década de 1970. Fue durante un viaje a Przemysl, Polonia, una ciudad donde vivieron varios miembros de su familia antes de la Segunda Guerra Mundial.

Pero hasta 2015 no sabía de la existencia de los dreidels. En Varsovia, la tierra donde nació su padre Dobromyl, se enteró de estos únicos diminutos objetos. Un amigo se los presentó y también lo cruzó con un aficionado de detectores de metales. Este es parte de una red de buscadores de tesoros que recorren las regiones de Europa oriental.

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Mundo Judío