Un equipo de la Universidad Hebrea descubrió que la gente sobrestima la presencia de las minorías a su alrededor

Esto obstaculiza los esfuerzos para construir una sociedad más equitativa e inclusiva.

Universidad Hebrea de Jerusalén. Fuente: Licencia Creative Commons

Los intentos de construir una sociedad más equitativa e integradora han dado un paso adelante con el descubrimiento de una «ilusión de diversidad» por parte de un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HUJI). Sus conclusiones muestran que, en un entorno social, la mayoría de las personas sobrestiman la presencia de una minoría. Y esta sobrestimación no sólo la hace la mayoría, sino también la propia minoría. Además, descubrieron que es probable que esta ilusión obstaculice los intentos de construir una sociedad más equitativa, ya que conduce a un menor apoyo a las políticas destinadas a promover la diversidad. Sus conclusiones se publicaron en PNAS, la revista de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

«Creo que nuestro trabajo tiene implicaciones inmediatas y en la vida real», dijo el líder del equipo de investigación. Se trata del profesor Ran Hassin del Departamento de Psicología del HUJI y del Centro Federmann para el Estudio de la Racionalidad. Para contrarrestar este sesgo, sugiere que hay que hacer dos cosas para mejorar la toma de decisiones. Primero, dar a conocer las cifras reales de la minoría y, segundo, las personas tienen que entender cómo les afecta este sesgo cognitivo. Pero ser consciente de la ilusión de la diversidad es sólo el primer paso, «también hay que estar motivado para arreglarlo. Entonces podremos avanzar hacia la aplicación de mejores políticas».

El primer experimento del equipo de la HU se centró en los estudiantes de la universidad. Allí, la mayoría es judía-israelí y la minoría (alrededor del 12%) es palestina-israelí (árabe). Se pidió a los estudiantes que recordaran momentos en los que habían caminado por el pasillo principal del campus universitario y que estimaran qué porcentaje de estudiantes árabes hay en la universidad. Tanto los estudiantes judíos como los árabes dieron estimaciones mucho más altas (los estudiantes judíos estimaron un 31% y los árabes un 35%).

«Al principio, no podíamos creer los resultados, así que hicimos el mismo experimento varias veces», dijo la doctora Rasha Kardosh, estudiante de postgrado. De hecho, fue Kardosh quien sugirió inicialmente este proyecto de investigación. Se sorprendió al descubrir que nunca se había investigado antes. Como psicóloga social de un grupo minoritario (concretamente, árabe), pudo aportar nuevas perspectivas a este campo.

Estos primeros resultados sorprendentes se repitieron en otros experimentos, incluido uno con participantes estadounidenses que veían una cuadrícula de 100 caras de estudiantes, con un 25% de caras afroamericanas repartidas aleatoriamente entre las blancas. Tanto los participantes blancos como los afroamericanos registraron una gran sobreestimación de la minoría (más del 40%), lo que confirma que formar parte de la minoría no tiene ningún efecto en la estimación correcta de los compañeros de minoría.

Para explicar la ilusión de la diversidad, Kadosh señala el hecho bien establecido de que «nuestro sistema cognitivo cambia su enfoque hacia lo que no espera. Basta con pensar en pasar por la sección de verduras de un supermercado y ver de repente un bote de detergente para la ropa entre las patatas». En un entorno social, esa atención puede centrarse en el grupo minoritario, y el cambio de enfoque hace que el acontecimiento reclame más importancia en nuestra percepción y nuestros recuerdos; el resultado es una sobrevaloración de la minoría. Tanto ella como el profesor Hassin planean ahora investigar cómo repercute este efecto en nuestra percepción de otras minorías.

Compartir

#

Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología