27 septiembre, 2021

Todas las opciones sobre la mesa

El uso de ciertas frases es común. En los últimos años aquella que reza que todas las opciones están sobre la mesa, se ha utilizado respecto a varias situaciones en diversas partes del mundo.

Planta nuclear de Arak, Irán – Foto: Wikipedia – CC BY-SA 3.0

Elías Farache S.

Ha alentado temor en unos, optimismo en otros. Pero se ha convertido en un lugar común poco vinculante.

En los días de la administración Trump, muchas veces se usó la frase. No se acierta a saber si algunas de las opciones que se ejecutaron estuvieron o no sobre la mesa, pero la verdad es que la mayoría de las veces las opciones quedaron en la mesa, no en el terreno. Expectativas, de diversa índole, siempre se generaron.

Israel tiene ya 73 años de existencia como Estado, y unos cuantos más como proyecto viable de país. El conflicto árabe-israelí se ha venido resolviendo, y el palestino-israelí, su arista más complicada, todavía está en veremos. Justo al escribir esta nota, un incidente en la Margen Occidental en el cual se logró evitar una serie de atentados que se planificaban, nos recuerdan lo difícil y complicado de este tema. La intención aparente de los miembros de Hamás y Jihad capturados era rememorar los dramáticos y sangrientos atentados que tuvieron lugar hace unos veinte años y dieron al traste con Oslo.

También en Israel, muchas veces, se ha repetido la frase “todas las opciones están sobre la mesa”. Cuando se disparan cohetes desde Gaza a poblados israelíes, todas las opciones están sobre la mesa. Y al cabo de algún tiempo, la amenaza de ataque persiste y se concreta. A pesar de las opciones que han estado y están en la mesa.

El asunto de la capacidad nuclear de Irán y la amenaza que ello significa para el mundo y particularmente para Israel, ha sido motivo de decir, muchas veces, que todas las opciones están sobre la mesa. Sí, han de estar. Nadie lo duda.

Con las opciones sobre la mesa, Irán ha seguido su programa nuclear y se encuentra, según algunos, cerca del punto de no retorno. Con todas las opciones obre la mesa, Hamás en Gaza presiona a Israel con amenazas y lanzando cohetes. No se han logrado resolver estos asuntos y lo que, es más, no se ve un futuro promisor al respecto.

Las opciones sobre la mesa sirven para consolar a la eventual víctima de los ataques, infundirle la confianza que su integridad será respetada, protegida y cuando no, vengada. También para asustar e intimidar al victimario en mayor o menor grado. En el Medio Oriente, pasando por crisis en otros confines, como Suramérica, los resultados no se han dado.

No se sabe con exactitud qué opciones sí están sobre la mesa, se pueden imaginar. Sí se sabe con exactitud que conflictos y problemas perduran en el terreno, que situaciones no se han resuelto aún. La esperanza generada por una eventual mesa llena de opciones no se materializa en soluciones.

Sí. Es muy frecuente aquello de todas las opciones están sobre la mesa. Opciones en la mesa no son necesariamente soluciones en el terreno.

[email protected]

Compartir

#, #, #

Más sobre Opinión