The Favourite – brillante actuación, comedia negra

6 febrero, 2019

Hamuadefet (Reino Unido, 2018) – Dirección: Yorgos  Lanthimos: El cineasta griego tiene en su filmografía películas raras y se puede decir hasta ofensivas y más allá, como ser “La langosta”, donde no se obtiene nada bueno, pero ahora en este film encuentra un nuevo hábitat en el temprano siglo 18 de Inglaterra, con un excéntrico y entretenido drama, que permite lucir un vestuario suntuoso por el cual  la responsable seguramente se alzará con un Oscar este mes.

El guión le pertenece a Deborah Davis y Tony McNamara, y raramente Lonthinos, deja de participa en los créditos del mismo. Contrariamente a sus películas anteriores. Para influencias se podría mencionar referencias de “Relaciones peligrosas” de Laclos, y si se quiere las luchas de poder de una arribista para reemplazar a la actriz principal en “Todo sobre Eva”.

El palacio real es en su lujoso escenario en un lugar íntimo para las batallas de poder que han de librarse. El film sigue los pasos de la reina Anne (Olivia Colman), una de las menos conocidas monarcas del reino de principios del 1700 durante la guerra con los franceses.

Anne es una mujer distraída y ocasionalmente irritable con enfermedades de gota y de la piel, en general con una salud frágil, vive con su amiga amante a la que le tiene plena confianza, Lady Sarah Churchill (Rachel Weisz), autoritaria y acaparando todos los poderes que Anne desdeña.

Tiene en sus aposentos diecisiete conejos que llenan un vacío por los fallidos embarazos que responden a ese número. El real dúo con su orden prefijado se ve algo desequilibrado por el arribo de una ex aristócrata que ha perdido el título nobiliario por que su padre malgastó su fortuna en juegos. Es prima de Sarah, Abigail Masham (Emma Stone, que se ha hecho con un perfecto acento inglés).

Humildemente acepta la posición en el servicio doméstico que le ofrece la prima, teniendo en su agenda la intención de subir cuanto antes a su rango nobiliario. Abigail, conociendo el estado de Anne, le procura unas hierbas que convertidas en ungüento alivian el sufrimiento de ésta, y así se convierte en su dama personal y eventualmente se mete en su cama convirtiéndose a la vez, en su amante.

El papel de los hombres pese a ser los que dominan lo que ocurre en el reino con sus intrigas y luchas por el poder, aliándose alguno con Abigail, que finalmente se casa para volver a acceder a la nobleza, y otro caballero, el marido de Sarah, que está embarcado en aquella guerra siendo el jefe militar y queriendo ella subir los impuestos para financiarla.

No sería adecuado decir que se trata de un temprano feminismo teniendo en cuenta a cómo se mueven las mujeres en un mundo dominado por hombres. El proceso de la subida de Abigail toma su tiempo y es fascinante ver a esta mujer mcalculadora conseguir a la larga su objetivo en su batalla contra Sarah.

Como describí al comienzo, los escenarios, los corredores, las recámaras, son captados por una excelente fotografía que por supuesto es muy digna de mención con sus difuminados que de alguna manera recuerdan a “Persona” de Bergman.

No se pasan por alto los caprichos de la reina y el todo navega a buen puerto gracias a la actuación, que es la que le da fuerza al film y es muy digna de mención, especialmente de Colman, asimismo la de Stone y Weisz que ya se han alzado con Oscares en sus películas. Colman, es sin duda la estrella del film y ha sido nominada para el premio y no le siguen en zaga las dos jóvenes. Film ampliamente recomendado, por su tono de malicia subyacente, hasta se podría calificarlo como una comedia negra.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios