Terrorista palestino aparece muerto en una cárcel de Israel

El cuerpo de Jamil Tamimi, quien asesinó a puñaladas a la estudiante británica Hannah Bladon en el tren liviano de Jerusalén en 2017 fue encontrado sin vida en una celda de la prisión de Nitzan.

Prisión israelí Foto ilustración: Magister Wikimedia Commons CC BY-SA 4.0

Jamil Tamimi, de 62 años, fue encontrado por los guardias de la prisión de Nitzan en el suelo, inconsciente y sin pulso, anunció el Servicio Penitenciario en un comunicado.

El terrorista había sido condenado por el asesinato de la estudiante Hannah Bladon de 20 años, en el tren liviano de Jerusalén en abril 2017.

La familia de Tamimi, domiciliada en el vecindario de Ras al Amud en la parte oriental de Jerusalén fue notificada de su fallecimiento.

El Servicio Penitenciario apuntó que comenzó una investigación por el caso.

Hannah Blandon había llegado a Israel en el marco de un intercambio estudiantil y regresaba de sus tareas como voluntaria en una excavación arqueológica en la ciudad santa cuando fue apuñalada por el terrorista palestino.

Bladon era alumna de la Universidad de Birmingham y estaba cursando teología, religión y arqueología en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Tamimi tenía un historial de enfermedad mental y había recibido atención psiquiátrica en el pasado en el Centro Médico Kfar Shaul.

El servicio de inteligencia Shabak (Servicio de Seguridad General) recalcó que el palestino tenía antecedentes y había estado involucrado en un intento de “suicidio por medio de un soldado”. Se trata de un tipo de suicidio en el que el individuo que sufre alguna dificultad personal, psicológica o moral decide perpetrar un acto de terrorista para que algún efectivo de las fuerzas de seguridad le quite la vida y, así, escapar de sus problemas.

Tamimi firmó un acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía por el que debía cumplir 18 años tras las rejas en vez de cadena perpetua, además de evitar de esa manera pagar a la familia de Hannah Bladon una indemnización por daños y perjuicios, mientras admitiría la autoría del asesinato.

El día del crimen, el asesino telefoneó a su familia con el ánimo de visitarla tras abandonar un centro de salud mental en la Galilea. Pero sus familiares le dijeron que no querían verlo ni mantener ningún contacto, dado que había sido condenado por abuso sexual en perjuicio de su hija.

Entonces decidió perpetrar un ataque terrorista y eligió a Hannah Bladon como blanco porque le pareció suficientemente vulnerable. Atacó a la joven británica por la espalda y le aplicó siete puñaladas.

Tamimi fue reducido por un policía que estaba fuera de servicio y otro pasajero que estaba en el tren.

Poco más tarde, Bladon sucumbió a las heridas en la Hospital Hadassah Monte Scopus (Har Hatzofim) de la capital de Israel.

Tamimi confersó a sus interrogadores que apuñaló a Bladon porque quería morir y esperaba que un soldado que estaba en el vagón del tren lo matara.

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa