Teatro original sobre derechos humanos y civiles

15 noviembre, 2021
“Huye”

Entre el 16 y el 20 de noviembre se llevará a cabo nuevamente el festival “Ezraj Kan” (ciudadano aquí) que desde hace 12 años es producido por el Teatro Karov. Un proyecto loable para la creación de teatro original sobre el tema de los derechos humanos que este es su duodécimo año de realización.

“El elemento secreto”

Es un festival por iniciativa de este teatro, fundado y dirigido por el legendario creador teatral Kiko Nital, hasta su muerte hace pocos meses. Dorit Nitai Neeman, su hija, continúa su labor y arma un festival muy especial con un programa de 10 estrenos. El teatro Karov tiene su sede en la Estación Central de Tel Aviv, donde se presentarán las obras del festival.

Más datos en http://t-karov.co.il/

“Diablillos”

Dorit explica que, a pesar y a la sombra de la amenaza de cerrar la nueva Estación Central, hogar del teatro, optaron por seguir creando y trabajando duro en el festival.  Agrega “El festival «Citizen Here» siempre se ha ocupado de temas candentes y de trabajo, y este año los espectáculos llevan el tema incluso un paso más. El festival produce una isla de estabilidad, tanto mental como artísticamente. Continuamos brindando una calidad sin concesiones cuando todo lo que nos rodea es especialmente emocionante frente al tema de cierre de la estación”.

El festival que analiza qué son los derechos civiles, se abrirá con el tema de los cultos, seguirá con el amor imposible en la comunidad ultra ortodoxa y los oscuros secretos del pasado. También se examinará cuán libre es realmente nuestra existencia y cuán libres son nuestras elecciones. Este año, cuando el futuro del teatro está en tinieblas, el festival adquiere un nuevo significado y más allá, se pregunta si seremos libres para seguir creando.

Nitai comparte su preocupación: “Mi responsabilidad como directora artística no es solo tejer la trama de todas las obras y temas, acompañar y hacer que las cosas ocurran, sino también una responsabilidad física, existencial. El trabajo marginal ha sido difícil, desde sus inicios y este año me encuentro en el centro de atención porque es nuevo e inestable. Pero a pesar de todo, hemos dado un paso hacia adelante y la creatividad ardiente dentro de nosotros busca un nuevo hogar. Los últimos dos años nos han demostrado a todos que la cultura no es menos esencial que cualquier otra industria, aunque no siempre esté presupuestada adecuadamente”

Fotos: Ehud Labon

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.