Se separan las llegadas en el Aeropuerto Ben Gurión para evitar los contagios

En medio de los nuevos esfuerzos para evitar que los portadores de coronavirus ingresen a Israel, quienes arriban a Tel Aviv desde los países considerados «prohibidos», deben desembarcar en una terminal separada en el Aeropuerto Ben Gurión. La orden fue emitida por la ministra de Transporte, Merav Michaeli. Los israelíes tienen prohibido visitar los países […]

Todos los pasajeros son testeados al aterrizar en el Aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv. Foto: REUTERS/ Amir Cohen

En medio de los nuevos esfuerzos para evitar que los portadores de coronavirus ingresen a Israel, quienes arriban a Tel Aviv desde los países considerados «prohibidos», deben desembarcar en una terminal separada en el Aeropuerto Ben Gurión. La orden fue emitida por la ministra de Transporte, Merav Michaeli.

Los israelíes tienen prohibido visitar los países que pertenecen a la «lista roja». Estos son: Argentina, Brasil, Sudáfrica, México, India y Rusia. Asimismo, hay otros que cuentan con «advertencia de viaje», como son los casos de Emiratos Árabes Unidos, Seychelles, Chile, Costa Rica y Georgia. Quienes llegan desde dichos lugares, lo hacen a través de una terminal diferente a quienes arriban desde otros países.

Los funcionarios de Salud vinculan el reciente aumento de las infecciones en Israel, con los viajeros que arribaron al país con nuevas variantes del virus. Se estima que no cumplieron con la cuarentena adecuadamente al llegar.

Los israelíes que están vacunados o recuperados de COVID-19 están exentos de hacer cuarentena. Sin embargo, sí deben cumplirla en caso de que regresen de alguno de los puntos críticos a los cuales se prohíbe viajar.

Por su parte, el primer ministro Naftali Bennett expresó que desde el Gobierno evalúan tomar medidas drásticas contra los israelíes que visitan países con alto riesgo de infección.

«Estamos trabajando para prohibir completamente los vuelos a los países rojos«, señaló el primer ministro: «Será una violación a la ley».

Por el momento, las regulaciones requieren que todos los israelíes que abandonan el país firmen un formulario que declara que no visitarán los países de la «lista roja». Quien lo haga, puede enfrentarse a una multa de 5.000 shékels (1500 dólares).

Pese al aumento de casos debido a la variante Delta en Israel, los pacientes graves y las hospitalizaciones se han mantenido relativamente estables. Solo se ha registrado una muerte en las últimas dos semanas.

Compartir

#, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Hoy en Israel