2 diciembre, 2021

Santiago Peña, candidato presidencial de Paraguay: “Tenemos el compromiso de devolver la embajada paraguaya a Jerusalén”

De visita en Israel, el político y economista paraguayo dialogó con AURORA.

Santiago Peña, junto al ex primer ministro Benjamín Netanyahu y al CEO de HC Innovations, Martín Admen. Cortesía.

Santiago Peña fue ministro de Hacienda de Paraguay durante la presidencia de Horacio Cartés, y hoy es precandidato a la presidencia de ese país. De visita en Israel, Peña dialogó con AURORA sobre sus actividades en el país, que incluyeron un encuentro con el ex primer ministro Benjamín Netanyahu y con el jefe del Banco de Israel, Amir Yaron.

Se trata de la segunda candidatura de Peña a la presidencia, luego de perder en 2017 frente al actual presidente Mario Abdo en la interna del Partido Colorado. Ahora, el economista busca nuevamente llegar al Palacio de los López, desde donde promete consolidar la relación entre Paraguay e Israel, tanto de lo comercial como lo simbólico.

Aurora: ¿Cuál es la génesis de esta visita a Israel?

Santiago Peña: Nosotros llegamos el domingo a una semana de actividades económicas, académicas y políticas. Lo subyacente son las ganas de seguir construyendo el vínculo entre Paraguay e Israel. A mí me tocó ser ministro de Economía de Horacio Cartés, donde probablemente se dio el mayor acercamiento entre los dos países. Hay un lazo histórico desde 1948, Paraguay fue prácticamente el voto que desempata la creación de Israel. Pero durante la presidencia de Cartés fue el momento más cercano, además de una relación personal entre el presidente y Benjamín Netanyahu. 

A: Según su mirada, ¿qué sectores tiene mayor potencialidad para profundizar las relaciones?

SP: Somos economías perfectamente complementarias. Israel ha tenido un desarrollo fenomenal, y Paraguay tiene todo lo que Israel necesita. Recursos naturales, agua. Pero no tenemos el conocimiento y la experiencia en la innovación de Israel. Es un escenario muy interesante comercialmente, pero también de desafíos, como trasladar el conocimiento y la experiencia. En los últimos años hemos aumentado las exportaciones de carne, por ejemplo. Pero creo que también tenemos que fortalecer los vínculos financieros. Acá es donde se combina con una realidad mundial, así que se abren nuevas posibilidades también.

Cortesía.

A: Viajó con usted Martín Admen, de HCI… ¿hay espacio para la colaboración en materia de conocimiento y desarrollo?

SP: Muchísimo. Tanto Martín como yo formamos parte del Grupo Cartés. Yo en lo financiero, él en lo empresarial. De hecho, somos el grupo paraguayo con mayor vinculación con Israel. Hemos creado la división HCI de innovación, firmado acuerdos con el Yissum de la Universidad Hebrea de Jerusalén. A partir de allí se ha convertido en un inversor de fondos y tecnología. Así hemos traído cosas desde Israel a Paraguay. El ejemplo más emblemático es Sanix, un sanitizante de uso quirúrgico, patente israelí, que hoy se fabrica en Paraguay en alianza con HCI. Otros productos como OrCam también llegan a Paraguay de la mano de HCI. Creo que esta semilla se plantó con los años que está empezando a germinar y creo que el camino que tenemos por delante es enorme. Israel era un país con los índices de países subdesarrollados hace 20 o 30 años y hoy es una potencia económica.

A: ¿Cuál es la percepción de los alumnos en donde estuvo dando clases respecto a Paraguay?

SP: Gran conocimiento, te soy sincero. Como decía nuestro gran autor, Augusto Roa Bastos, somos una isla rodeada de tierra. Aún falta, salir a hablar, salir a mostrar. A mí me ha tocado trabajar muchos años tanto a nivel nacional como internacional. La verdad que hay un trabajo enorme en salir a mostrar y a contar, compartiendo con estudiantes, por ejemplo. Cuando uno les cuenta la historia del presente, la verdad es que nos vamos encontrando con un país que está condenado al éxito. Un país que tiene un problema de abundancia, mucha tierra fértil, la reserva de agua dulce más grande del mundo, el Acuífero Guaraní. Y tenemos una población joven, un gran activo. Mucho para aprender y para trabajar. Se encontraron los estudiantes con una realidad desconocida, algunos decían que habían llegado hasta las Cataratas del Iguazú pero que nos animaban a llegar a Paraguay. Creo que nosotros sabíamos que Paraguay es un país que ofrece tremenda oportunidad, que está preparado para poder recibir ese grupo migratorio, así como lo recibió Argentina a finales del siglo XIX y otros países. Paraguay lastimosamente en esa época más allá de los problemas por la guerra no era un escenario lindo a fines del siglo pasado, un escenario que ayudó a desarrollar gran parte de la economía en otros países.

A: ¿Cómo fue su reunión con el ex primer ministro Benjamín Netanyahu?

SP: Con mucha fuerza, con muchas ganas de seguir luchando. A mí me tocó concerlo por primera vez en 2017, cuando hace su primer viaje a América Latina. Lo ví con la misma energía. Hablamos mucho del desarrollo, de cómo de una economía casi comunista, centralizada, sin financiamiento, se pasó a reformar eso. Ahora la economía israelí funciona de manera cada vez más libre. Me transmitió mucho interés por América Latina, y por supuesto con Paraguay.

Cortesía.

A: De cara a las elecciones de 2023 en Paraguay, ¿cuáles creé que son las perspectivas?

SP: A mí me tocó hacer campaña en 2017, dejé el Ministerio de Hacienda para llevar adelante una campaña, corta, de cuatro meses. Más allá de que no pudimos ganar, el mensaje llegó al 43% del electorado interno del Partido Colorado, un mensaje que decía que Paraguay podría modernizarse, ser un jugador global. Lastimosamente los números no dieron pero seguimos trabajando. Más allá de que formamos parte del partido de gobierno, somos una línea crítica a la gestión de Mario Abdo. Hemos apoyado las medidas buenas para el país y la gente, pero también hemos sido firmes y críticos, lo que nos ha permitido mantenernos como opción. Si bien este viaje respondió a mi trabajo privado, hemos podido tener actividades académicas y fortalecer los lazos del Partido Colorado con el Likud. Tenemos mucho optimismo, hoy manejamos encuestas que nos dan encima del 50% de los votos.

A: ¿Cuáles son las iniciativas más importantes de su candidatura respecto a Israel?
SP: Un Paraguay moderno, desarrollado, y eso es parte de la relación. Creo que si tengo que marcar tres cosas son el compromiso a devolver la embajada a Jerusalén, y profundizar tanto los lazos comerciales como todo lo que tenga que ver con capital humano, que en Paraguay buscamos mejorarlo, aprendiendo de experiencias como la israelí.

Compartir

#, #, #

Más sobre Israel y América Latina

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios