¿Sabías que Albert Einstein pudo haber sido presidente de Israel?

Albert Einstein fue, además de un físico brillante, un convencido sionista. Nacido en Austria, dentro de una familia judía no muy practicante, el científico siempre tuvo un pedazo de su corazón puesto en la tierra de Israel. Lo que pocos conocen es que en 1952, Albert Einstein estuvo muy cerca de ser el segundo presidente […]

Creative Commons

Albert Einstein fue, además de un físico brillante, un convencido sionista. Nacido en Austria, dentro de una familia judía no muy practicante, el científico siempre tuvo un pedazo de su corazón puesto en la tierra de Israel.

Lo que pocos conocen es que en 1952, Albert Einstein estuvo muy cerca de ser el segundo presidente de la historia de Israel. A la muerte del primer presidente Jaim Weizmann, químico y amigo de Einstein, surgió la idea de ofrecerle el cargo al creador de la teoría de la relatividad.

Por iniciativa de David Ben Gurión, el embajador israelí en Estados Unidos, Abba Eban, le acercó la propuesta al físico, que se encontraba residiendo en el país norteamericano. Sin embargo, la respuesta fue negativa.

«Me siento profundamente conmovido por la oferta de nuestro Estado de Israel y al mismo tiempo triste y avergonzado por no poder aceptarlo. Toda mi vida he tratado con asuntos objetivos. Por tanto, carezco tanto de aptitud natural como de experiencia para tratar propiamente con personas y desempeñar funciones oficiales«, respondió, con mucha altura, Albert Einstein.

Einstein fallecería en 1955, tres años más tarde de la propuesta de Eban. En su mesa de luz se encontró un discurso preparado para el séptimo aniversario de la Independencia de Israel, que decía «Hoy les hablo no como ciudadano estadounidense, ni tampoco como judío, sino como ser humano». Unas líneas que podría haber dicho el presidente que no fue.

Compartir

#, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Hoy en Israel