24 febrero, 2018

Ruanda niega acuerdo con Israel pero está abierta a los refugiados

El Gobierno de Ruanda afirmó que las puertas del país están abiertas para los inmigrantes africanos que pueden ser expulsados de Israel, pero aseguró que no existe un acuerdo secreto bilateral para reubicarlos, como afirman ONG y medios israelíes. «En cuanto a los rumores que se están difundiendo en los medios, el Gobierno de Ruanda desea […]

El presidente de Ruanda Paul Kagame y el primer ministro Biniamín Netanyahu Foto: GPO Haim Zach

El Gobierno de Ruanda afirmó que las puertas del país están abiertas para los inmigrantes africanos que pueden ser expulsados de Israel, pero aseguró que no existe un acuerdo secreto bilateral para reubicarlos, como afirman ONG y medios israelíes.

«En cuanto a los rumores que se están difundiendo en los medios, el Gobierno de Ruanda desea informar de que nunca ha firmado ningún pacto secreto con Israel para la reubicación de migrantes africanos», declaró el Ejecutivo.

Además, incidió en que las «políticas ruandesas hacia los africanos que necesitan refugio y hogar, temporal o permanente, es de puertas abiertas».

El Gobierno de Jerusalén comenzó a principios de este mes a entregar cartas a inmigrantes de Sudán y Eritrea residentes en Israel pidiéndoles abandonar el país en un margen de 60 días con un apoyo financiero de 3.500 dólares y el pago de un pasaje de avión.

Es el primer paso del nuevo plan aprobado en enero por el Gobierno, que afecta a entre 35.000 y 40.000 inmigrantes, y establece que la mayoría tendrán que marcharse a un tercer país o ser encarcelados indefinidamente a partir de abril.

Esta semana, al menos 600 inmigrantes del centro de detención israelí de Holot iniciaron una huelga de hambre tras el arresto indefinido de los siete primeros eritreos que han rechazado su deportación a Ruanda.

«Las autoridades israelíes trasladaron a los siete eritreos solicitantes de asilo al centro de internamiento Saharonim, en el sur de Israel. Fueron llevados a prisión porque rechazaron la deportación a Ruanda y afrontan una detención indefinida», explicó la organización Hotline para Refugiados y Migrantes.

Informaciones de medios israelíes aseveraban que el Ejecutivo de Jerusalén había llegado a un acuerdo con países como Ruanda, a los que pagaría entre 3.000 y 5.000 dólares por cada inmigrante que acogieran, pero la nación africana ha negado varias veces que existiese tal pacto.

«Ruanda está dispuesta a ayudar de cualquier forma que sea posible, dando la bienvenida a quienes lleguen a su frontera pidiendo ayuda», aseguró el Gobierno.

Y se mostró preparado para contribuir a la crisis mundial de migración con su «firme determinación» a ayudar a «aquellos que se encuentren en el peligroso camino del exilio». EFE y Aurora

Compartir

#, #, #, #, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa

Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios