Terminal de petróleo en Basora Irak Foto: David Mark Pixabay

«Irak no puede abrir la puerta al Golfo u otros países árabes en busca de ayuda porque está bajo el control de Irán.»

Corresponsal de MECRA en Irak. Enero-febrero de 2021. Bagdad.

El siguiente informe consta de entrevistas y algunas observaciones

Basim Atwan, 56 [años], empresario y experto económico, Bagdad.

Irak es un país muy rico en todos los aspectos. Los recursos humanos, los recursos naturales y una rica historia se encuentran entre sus dones. Después de la caída de Saddam, como empresarios esperábamos que los gobiernos subsiguientes elegirían a las personas adecuadas para los puestos adecuados y que un gobierno calificado y patriótico llegaría a gobernar el país. Desafortunadamente, Estados Unidos cometió muchos errores. Aumentaron las importaciones y la producción local y nacional dentro de Irak sufrió. Los precios del petróleo aumentaron e Irak pasó a depender más de este sector. Como resultado, las personas equivocadas tomaron el poder en Irak. El personal calificado y educado fue apartado. Después de 2006, bajo los gobiernos de Nuri al-Maliki, hubo corrupción masiva y robo de riqueza pública por parte de grupos parásitos: empresas locales y contratistas que eran ignorantes y sin lealtad a Irak. Más bien, eran leales a los países vecinos.

El Gobierno ha seguido cambiando de manos entre partidos islámicos, sin cambios sobre el terreno para los ciudadanos y el público iraquíes. Controlaron los recursos naturales y desviaron dinero fuera del país.

Con el tiempo aumentó la influencia y el poder de otros países, las armas quedaron en manos de bandas y milicias. Se destruyeron sectores como la manufactura, el turismo y la agricultura.

Es normal que los países se sientan orgullosos de lo que planean construir en el futuro. En Irak, comenzamos a sentirnos bastante orgullosos de nuestro pasado. Porque en el período comprendido entre la década de 1940 y la de 1960, la economía estaba en mucho mejor forma que ahora.

Debido a la falta de desarrollo y sostenibilidad, el analfabetismo, la pobreza, la salud y la falta de educación han aumentado significativamente ahora.

Irak tiene una deuda de 130 a 140 mil millones de dólares.

No hay una determinación real para la reforma económica, más bien, la corrupción es generalizada. La reforma que propone el actual ministro de Finanzas, es decir, devaluar el dinar iraquí frente al dólar estadounidense, no está bien formulada. Creo que el dinar debería devaluarse un 10% y luego deberíamos esperar 6 meses para ver los resultados de esta decisión. A medida que disminuya el coronavirus, espero que los precios del petróleo aumenten y esperamos aumentar el precio a 60 dólares el barril.

Pero, todavía tendremos problemas en Irak, porque la misma gente corrupta controlará los ingresos del país.

Irak necesita inversiones de los países del Golfo y de China. Tenemos enormes recursos de tierra, que no se explotan. Las personas ignorantes y analfabetas que controlan el país rechazan tales oportunidades. Estas personas no creen en el cambio y el desarrollo, son esclavos de las potencias vecinas. Tales países solo traen destrucción para Irak. No nos oponemos a la inversión de ningún país si está calificado para hacerlo. Cuando Kuwait y Arabia Saudita invierten aquí, traen dinero al país. Mientras que Turquía e Irán lo llevan de aquí a sus propios países.

Irak tiene una rica tierra y recursos para invertir. Pero, debido al poder de los políticos ignorantes, se han bloqueado muchas oportunidades.

Yo como empresario soy chantajeado por las milicias y por los sectores gubernamentales y políticos. Si el precio del petróleo no aumenta, perderemos la esperanza y me gustaría que el primer ministro Mustafa Kadhimi llevara a cabo las reformas necesarias lo antes posible o que renunciara a su cargo para evitar más situaciones embarazosas.

Hussain Arab, 44, movimiento Erada (WILL), vicepresidente del Comité de Trabajo, Asuntos Sociales y Personas Desplazadas, miembro del Parlamento iraquí y empresario.

Actualmente estamos viendo la devaluación de la moneda iraquí frente al dólar. Tendrá un impacto significativo en la economía y los mercados iraquíes. Hasta ahora, no tenemos los resultados de esa decisión. Los mercados económicos iraquíes siguen siendo inestables.

Pronostico que si la devaluación del dinar no trae solución, habrá subidas de impuestos y aumento de rentas en el mercado, que se convertirán en los principales problemas. El gobierno decidió la devaluación. Es su responsabilidad.

Creemos que fue una decisión apresurada. Las razones de la actual crisis económica iraquí son la mala administración y la mala gestión y planificación de los últimos años. No vemos al gobierno actual como el culpable.

Sin embargo, todavía estamos en la línea roja de una muy mala situación de nuestra economía, y podemos enfrentar una peor. Todos son responsables: Irak es un sistema parlamentario y todos tienen una parte de esto.

La gente tiene derecho a protestar. Si la economía no mejora pronto, todos nos dirigiremos hacia una situación muy difícil.

La segunda ola de coronavirus golpeó duramente a Irak y veremos un aumento del desempleo entre los jóvenes, que son el 76% de la población iraquí.

Parlamentario Ahmed Hama Rashid Ahmed Mohammed, 57, Miembro del Comité Financiero del Parlamento, Grupo Islámico de la coalición Kurdistán / Irak:

Irak tiene tres cuestiones fundamentales: la política, la económica y la administrativa. Irak tiene problemas claros con Turquía y los países del Golfo, y no abiertamente con Irán. La razón es la gente inmoral que controla Irak y su gobierno, y que está cerca de Irán. Los problemas del uso de los campos petroleros por parte de Irán y la intervención iraní en los problemas internos iraquíes están ahí, pero se mantienen fuera de la vista porque la mayoría de los líderes que ahora controlan Irak están cerca de Irán.

Problemas políticos

Turquía: El principal problema con Turquía son las exportaciones de petróleo de la región del Kurdistán a Turquía a un precio reducido, e Irak le pide a Turquía su parte del dinero que Turquía ganó con las ventas de petróleo del Kurdistán. Otro problema es el agua. Turquía ha construido dos represas en los ríos (Éufrates, Tigris) que fluyen de Turquía a Irak, lo que hace que llegue menos agua a Irak. Turquía pide que Irak compre nueva tecnología agrícola a cambio de un mayor suministro de agua.

Países del Golfo: Arabia Saudita tiene un problema ideológico con Irak. Kuwait tiene menos problemas con Irak, pero está el asunto pendiente de reconfigurar la frontera entre los dos países.

Irán y EE. UU.: Irak se convirtió en el área central del conflicto entre Irán y EE. UU. Estados Unidos le está dando a Irak solo tres meses para comprar gas a Irán, bajo las sanciones actuales. Al mismo tiempo, Irán amenaza con cortar el suministro de gas a Irak si las tropas y bases estadounidenses no se retiran de Irak.

Problemas económicos

Irak es un país dependiente del petróleo. La Covid-19 ha tenido un impacto significativo en los precios del petróleo. El resultado es que los ingresos no cubren los gastos.

Según la ley de deuda emitida por el parlamento iraquí, se ha acordado una deuda interna de [$] 15 mil millones de dinares y una deuda externa de $ 5 mil millones. Irak tiene poca credibilidad entre los organismos crediticios internacionales cuando se trata de deuda.

Irak tiene una escasez de 71 mil millones de dinares, por primera vez en su historia. El tipo de cambio actual del dinar iraquí es $ 100 = 145.000 IQD, lo que aumenta los precios de todos los bienes.

Irak tiene múltiples cruces fronterizos que no están bajo el control del gobierno iraquí. Más bien, están controlados por milicias, partidos políticos y tribus.

Hay 86 bancos en Irak, están abiertos a la especulación cambiaria. Han creado problemas importantes para Irak. No contribuyen a ningún proceso positivo.

Problemas de administración

La guerra del Estado Islámico tuvo un impacto significativo en Irak. Irak perdió alrededor de $ 35 mil millones. Dañó enormemente el sector de la construcción y la economía.

Hay milicias que controlan puertos y pasos fronterizos. Esta realidad afecta no solo a Irak sino también a la región del Kurdistán.

En cuanto al futuro, si no hay una solución urgente a la situación actual, las cosas se pondrán muy mal. Dentro de seis meses, si no se implementan las reformas acordadas basadas en el Libro Verde, la economía iraquí se enfrentará al colapso. El Libro Verde contiene tres áreas de reforma: precio del dinar iraquí, ingresos aduaneros y austeridad. Tomará tiempo controlar la corrupción, y parte de ella está cubierta por la ley y el poder político.

Irak no puede recibir ningún apoyo de Irán porque está bajo sanciones, y si tratan con Irán serán tratados de la misma manera. Al mismo tiempo, Irak no puede abrir la puerta al Golfo u otros países árabes en busca de ayuda porque Irak permanece bajo el control de Irán.

Fuente: MECRA Middle East Center for Reporting and Analysis

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios