Reforma judicial en Israel: dura carta de exfiscales contra el proyecto oficial

Benjamin Netanyahu y Avichai Mandelblit. Foto: Amos Ben Gershom,GPO

La reforma judicial diseñada por el gobierno de Benjamín Netanyahu sigue cosechando críticas. Esta vez, en una movida inédita, fueron los exfiscales generales y estatales desde 1975 los que se pronunciaron contra la medida.

Mediante una carta firmada por exfiscales, incluído Avijai Mandelblit, quién fue parte de los procesos judiciales contra Bibi, además de exmiembros de la Corte Suprema, los juristas aseguraron que la propuesta “amenaza con destruir el sistema de justicia”.

“Nosotros, que nos desempeñamos como fiscales generales o fiscales estatales desde 1975 hasta hace poco, quedamos impactados al escuchar el plan de cambios en el sistema judicial del ministro de Justicia, Yariv Levin. Estamos convencidos de que este plan no anuncia la mejora del sistema, sino que amenaza con destruirlo”, señalan en la misiva.

Y van más allá al apuntar que “el plan propone cambiar el método de designación de los jueces, convirtiendo así a la Corte Suprema de una institución independiente que gobierna sin miedo y sin prejuicios en un órgano cuasi-político que será sospechoso de usar la ley de manera sesgada a favor de los gobiernos”.

“Los logros de la Corte Suprema, que hicieron avanzar a la sociedad y beneficiaron a todas las personas, ahora están en grave peligro”, concluye el escrito.

“Es por eso que hacemos un llamado al gobierno para que se retire del plan publicado y evite daños graves al sistema judicial y al estado de derecho, para preservar a Israel como un estado judío y democrático de acuerdo con los valores expresados ​​en la Declaración de la Independencia”, cierra.

Además de la carta, otra figuras ya habían criticado la agenda judicial del gobierno israelí. El expresidente Reuven Rivlin, había alertado que hay un intento de amenazar a la corte, destruirla como institución, desafiar su autoridad, y sus decisiones. La exministra de Justicia, Tzipi Livni, también apuntó contra el gobierno de Netanyahu, asegurando que podría «destruir» la democracia israelí.

Con todo, el presidente Isaac Herzog buscó en los últimos días apaciguar los ánimos. “Hago un llamamiento a ustedes, funcionarios electos y ciudadanos de Israel de todo el espectro público y político: muestren moderación y responsabilidad. Hay que calmar los ánimos”, escribió el mandatario en sus redes.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios