Qatar admite que la situación es «muy complicada» para alcanzar una tregua

Majed al Ansari Foto: Ministerio de Exteriores de Qatar

Los esfuerzos entre los mediadores continúan para llegar a un acuerdo de tregua en la Franja de Gaza, pero la situación es «muy complicada», afirmó este martes el portavoz del Ministerio de Exteriores catarí, Majed al Ansari.

«Los esfuerzos continúan y los contactos cataríes siguen para llegar a un alto el fuego, pero la situación es muy complicada», admitió Al Ansari en su rueda de prensa semanal desde Doha, y añadió que la situación humanitaria en el enclave va de «mal en peor».

La semana pasada, Egipto acogió una ronda de conversaciones entre las delegaciones de las diferentes partes, salvo la israelí, con la esperanza de llegar a una tregua antes del inicio del mes sagrado de ramadán, que comenzó ayer, lunes.

Sin embargo, fuentes egipcias y palestinas indicaron que se preveía que las negociaciones se reanudarían esta semana, algo que hasta el momento no ha ocurrido oficialmente.

Al Ansari indicó que no se puede culpar a ninguna parte de que no se haya llegado a un acuerdo en las negociaciones, que se encuentran en una «situación delicada».

«Tenemos que dejar la cuestión de las negociaciones fuera de las declaraciones oficiales», aseveró.

Quiso hacer hincapié en que uno de los principales objetivos de Qatar -uno de los mediadores en el conflicto y país que acoge la oficina política del grupo terrorista palestino Hamás- es llegar a un alto el fuego definitivo en la Franja de Gaza.

«Aseguramos que las dos partes deberían llegar a una solución (…) pero los esfuerzos continúan y la complejidad está en llegar a una solución», insistió en la comparecencia.

Pese a semanas de negociaciones con mediadores de Qatar, Egipto y EE.UU., no se ha alcanzado un acuerdo de tregua, en parte por la negativa de Israel a acatar un alto el fuego permanente a cambio de los rehenes y la de Hamás para aceptar una primera tregua temporal de unos 40 días, según el último borrador sobre la mesa.

Israel ha señalado repetidamente que todo cese del fuego debe ser temporario y que su objetivo es la destrucción de Hamás y el regreso de todos los rehenes. El grupo terrorista islámico, preocupado entre otras cosas por su superviviencia, dice que liberará a los rehenes que secuestró el 7 de octubre pasado, solamente en el marco de un acuerdo que ponga fin a la guerra.

El pasado viernes se reunieron el jefe del Mossad, David Barnea, y el director de la CIA, Bill Burns, para tratar de impulsar un acuerdo de tregua en Gaza y de intercambio de rehenes por terroristas palestinos presos, según anunció la Oficina del Primer Ministro de Israel.

El borrador de acuerdo que había sobre la mesa antes del inicio de ramadán, de acuerdo con diferentes fuentes palestinas y egipcias, contemplaba una tregua de seis semanas y el intercambio de 40 rehenes por unos 400 terroristas palestinos presos.

La semana pasada Israel se negó a enviar una delegación a El Cairo a negociar si Hamás no facilitaba un listado con los rehenes vivos de los 130 que quedan dentro del enclave.

Con información de agencias

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios