Qasem Soleimani – Comandante de la Fuerza Quds – significado e implicaciones – A un año del asesinato

El 3 de enero de 2020, luego de desembarcar de su avión, regresando de otra visita operativa a Siria, Qassem Soleimani fue asesinado mediante un ataque aéreo, inmediatamente después de su salida del aeropuerto de Bagdad. Junto con él fue abatido Abu Mahdi al-Muhandis, comandante de la enorme milicia chií iraquí «al-Hashd al-Shaabi». El momento […]

Qassem Soleimani y Abu Mahdi al Muhandis Foto: israel-alma.org

El 3 de enero de 2020, luego de desembarcar de su avión, regresando de otra visita operativa a Siria, Qassem Soleimani fue asesinado mediante un ataque aéreo, inmediatamente después de su salida del aeropuerto de Bagdad.

Junto con él fue abatido Abu Mahdi al-Muhandis, comandante de la enorme milicia chií iraquí «al-Hashd al-Shaabi».

El momento en que Qassem Soleimani y Abu Mahdi fueron atacados por un dron Reaper MQ-9 estadounidense afuera del aeropuerto de Bagdad

¿Cómo afectó este asesinato a la actividad iraní en la región? ¿Logró  el reemplazo de Soleimani, Esmail Qaani, «llenar sus zapatos»? ¿Cómo se comportarán los iraníes a la luz del severo daño que han sufrido durante el año pasado, tales como ciberataques, explosiones misteriosas en todo Irán, los asesinatos de Soleimani y Fakhrizadeh (jefe del programa nuclear militar iraní), etc.

Recientemente, el Jefe de Estado Mayor de las FDI, el teniente general Aviv Kochavi, declaró: «La actividad iraní en Siria se ha ralentizado». El Jefe de Estado Mayor de las FDI no utilizó las palabras «detenido» o «paralizado», sino que eligió las palabras «ralentizado». Su significado es claro: las actividades del eje radical chiíta liderado por Irán continúan…

Nuestros hallazgos y conclusiones, basados ​​en el monitoreo continuo que llevamos a cabo, son consistentes con las declaraciones del Jefe del Estado Mayor. Todas las acciones del eje chiíta radical lideradas por Irán en todo el corredor terrestre (Irán-Irak-Siria-Líbano), es decir, actividades de fuerzas apadrinadas, recopilación de inteligencia, transferencias de armas, planificación de ataques terroristas y los intentos de ejecutarlos contra Israel, la chiización y el atrincheramiento civil continúa. Sin embargo, no hemos identificado un salto cualitativo significativo en esta actividad.

Estimamos que la ralentización de la actividad del eje radical chií se debe principalmente a su deseo de invertir más en la supervivencia de las infraestructuras que ya han instalado y establecido en todo el corredor terrestre. La intensa actividad en curso de las FDI contra el establecimiento del eje chiíta y sus acciones (como resultado de la «campaña entre guerras» de las FDI [CBW]) restringe la libertad de acción del eje chiíta radical y hace que se conduzca lenta y cuidadosamente. La CBW se llevó a cabo también durante el mando de Soleimani. Sin embargo, durante su tiempo, Soleimani hizo todo lo posible para que la CBW no dañara la actividad del eje ni sus esfuerzos de atrincheramiento en todo el corredor terrestre.

Durante el año pasado, identificamos siete ocasiones, indicando las visitas y movimientos del sucesor de Soleimani, Ismail Qaani, en países pertenecientes al eje radical chiíta. Según nuestra información, Qaani visitó Irak cuatro veces (en marzo, junio, noviembre y diciembre de 2020), Siria dos veces (en marzo y junio de 2020) y el Líbano una vez (en noviembre de 2020, reunión con Nasrallah). Soleimani, por su parte, dedicó numerosas visitas al ámbito sirio. En la época de Soleimani, en comparación con la era actual, la arena siria era mucho más volátil. En aquel entonces, la presencia de Soleimani en Siria era necesaria para garantizar el éxito del combate del eje radical chiíta liderado por Irán contra elementos de la oposición del régimen sirio y yihadistas globales como ISIS.

Esmail Ghaani, el sucesor de Qasem Soleimani como comandante de las Fuerzas Quds del IRGC Foto: Tasnim News Agencia Wikimedia CC BY 4.0

En el momento de la publicación, los iraníes parecen haber marcado a Irak como su máxima prioridad y Qaani ha estado allí muchas veces durante el año pasado. En nuestra opinión, los iraníes ahora ven a Irak como el eslabón más débil de todos los demás eslabones que constituyen el corredor terrestre. Los iraníes entienden que su influencia en Irak no es como su influencia en el Líbano y en Siria (principalmente debido a la presencia estadounidense).

Los iraníes temen una acción anti-estadounidense a través de Irak, lo que podría darles a los estadounidenses una excusa para actuar en su contra. Parece que el propósito de las visitas de Qaani a Iraq es, entre otras cosas, frenar a las milicias iraquíes apadrinadas.

Los iraníes operan en Irak en dos ejes paralelos: Primero, aumentando su influencia sobre el gobierno iraquí. En segundo lugar, fortaleciendo el poder y la influencia de las milicias chiítas iraquíes en todos los aspectos de lo que ocurre en el país en general y en particular para establecerlas como una alternativa a las instituciones de gobierno iraquíes.

Qaani no alcanza el nivel de desempeño de Soleimani. No tiene la capacidad de combinar el entendimiento operativo con las capacidades únicas de gestión y diplomacia que tenía Soleimani (capacidades que también incluían; activar extorsiones, amenazas y asesinatos de elementos rebeldes si era necesario, sin pestañear…).

El líder supremo, Khamenei es un hombre cauteloso. La política que dicta es tener cuidado de no realizar ninguna actividad que pueda conducir a una escalada incontrolada. Parece que en este punto los iraníes no estrían interesados en la guerra. Sin embargo, no hay que equivocarse. Los iraníes tienen muchas capacidades sólidas para infligir daños graves tanto a Israel como a Estados Unidos. La gama de opciones disponibles para ellos es amplia: actividad cibernética ofensiva, activación de infraestructuras terroristas diseminadas por todo el mundo, activación de representantes radicales del eje chiíta en todo el Medio Oriente, disparo a objetivos israelíes o estadounidenses en el Medio Oriente con armas de precisión, etc.

La «represalia» de Irán contra Israel por los acontecimientos del año pasado aún no se ha llevado a cabo. En nuestra opinión, los iraníes se esforzarán por llevarla a cabo, pero lo harán de acuerdo con la política delineada por el Líder Supremo: lentamente, con cuidado y sin provocar una escalada incontrolada. Con o sin venganza, el eje chiíta radical liderado por Irán seguirá operando en 2021 con la intención de establecer su presencia e influencia en la región de Medio Oriente en general y en toda la región del corredor continental (Irak-Siria-Líbano) en particular. Los iraníes no tienen la intención de retroceder; la exportación de la ideología de la Revolución Islámica es más fuerte que cualquier otra cosa…

Anuncio oficial del primer aniversario de la muerte de Qassem Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis con el lema: “Haj Qassem-Jerusalem es su secreto; Abu Mahdi-Karbala es su camino…

Fuente: Alma Research and Education Center

Compartir

#, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa