¿Puede la gripe aviar ser la próxima gran crisis sanitaria mundial?

Israel y otros países se vieron afectados por el peor brote de la historia. Expertos locales explican qué ocurrió, cuál será el impacto y si los humanos se pueden contagiar.

Gallinero en Israel Foto: Wikimedia Dominio Público

Por Abigail Klein Leichman

Cada otoño unos 500 millones de aves migratorias cruzan los cielos de Israel en camino desde la fría Europa hasta la cálida África y miles de ejemplares se quedan en el país todo el invierno.

Esta escena increíblemente hermosa tiene un costado no feliz: en cada temporada de migración algunos de los pájaros visitantes traen consigo la gripe aviar.

Probablemente , las aves contraen la enfermedad en sus zonas de reproducción del norte de Europa y Asia occidental, lo que hace que a menudo infecten a patos y gansos en Israel.

Esta año y por primera vez, las grullas comunes migratorias se contagiaron el virus.

Trabajadores de la Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel ya recolectaron los cuerpos de unas 5.200 grullas en el Parque Natural del Lago Agamon Hula en la Alta Galilea donde unas 40.000 aves de este tipo pasan el invierno.

El sitio, normalmente repleto de observadores y escolares durante la temporada de migración, está cerrado al público para evitar presentes durante la espantosa operación de limpieza.

Trabajadores retiran cuerpos de grullas del lago Hula. Foto: Hadas Kahaner/Autoridad de Parques y Naturaleza de Israel

Como las grullas se posan en grupos abarrotados, la infección se propaga rápidamente. Así lo explicó Jonathan Meyrav de Birdlife Israel, el Centro Ornitológico de Israel de la Sociedad para la Protección de la Naturaleza.

El virus se extendió a las granjas de huevos y pavos, lo que llevó al Servicio Veterinario del Ministerio de Agricultura a declarar el estado de emergencia.

Hasta el momento, unas 560.000 gallinas ponedoras y 90.000 pavos han sido eliminados, incluidos todos los pollos del pueblo productor de huevos de Margaliot que trabaja a media hora del valle de Hula.

“Es horrible. Todos los años contraemos influenza aviar aquí y allá, pero en mis 40 años de carrera esta es la primera vez que oigo hablar de ella en un pueblo entero”, afirmó el profesor Israel Rozenboim, jefe de ciencias animales en la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea y especialista en fisiología aviar, reproducción y gestión.

Sin precedentes

Este año, la gripe aviar está muy extendida no solo en Israel sino también en otros 40 países europeos, africanos y asiáticos ya que las aves infectadas llevan el virus a través de la ruta de migración.
El Reino Unido y los Países Bajos se vieron especialmente afectados y nadie sabe por qué este fenómeno anual empeora cada vez más.

Los virus asiáticos H5, detectados por primera vez en 1996 en gansos chinos, pueden volverse más agresivos y tal vez haya alguna conexión con el cambio climático.

En general, los brotes comienzan en octubre y terminan en abril pero en 2021, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) con sede en París empezó a recibir informes sobre la gripe aviar en mayo.
Los primeros casos llegaron a Israel en octubre con el inicio de la temporada de migración.

“En particular, en 2021 se informó de una variabilidad genética sin precedentes de los subtipos H5 en las aves, lo que creó un panorama epidemiológicamente desafiante”, informó el organismo.

En un momento en que el mundo entero pelea contra la pandemia de COVID-19, el brote de gripe aviar alimenta las preocupaciones sobre la salud animal y humana en este lado del mundo.

En el hemisferio occidental, los virus asiáticos H5 no afectan a las aves: de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de EEUU, “de vez en cuando” otros patógenos aviares se propagan de las aves silvestres a las de corral pero este nunca ha sido un problema grave.

Del calzado a las aves

En las regiones afectadas, la gripe aviar se transmite de las aves silvestres a las granjas avícolas a través del calzado y los neumáticos de las personas que han pisado o conducido a través de excrementos de aves infectadas.

“Un gramo de estiércol de aves migratorias infectadas contiene alrededor de un millón de partículas contaminadas. El virus se propaga rápidamente y sobrevive a diferentes temperaturas. La única forma de eliminarlo es erradicar las parvadas de pollos comerciales”, indicó Rozenboim.

El profesor Israel Rozenboim en un gallinero en el norte de Israel. Foto cortesía de Israel Rozenboim

Según el experto, Israel no vacuna contra la influenza aviar H5 “porque eso mantiene el virus en el área. En Egipto, hay gripe aviar constante porque vacunan todo el tiempo”.

La mejor protección es la bioseguridad, que incluye prácticas como cambiarse, cubrirse o desinfectarse el calzado y la ropa al entrar y salir de los gallineros, no transferir aves de una granja a otra, evitar que las aves silvestres entren en los gallineros, y espaciar las cooperativas muy separadas.

Por otro lado, Rozenboim aseguró que la contaminación vuela con facilidad en las granjas de huevos y pavos israelíes, y no así en los criaderos de pollos de engorde, porque esos sitios gallineros se construyeron demasiado cerca uno del otro.

Además, el especialista anticipó que dentro de cinco años, los avicultores de Israel aprovecharán los incentivos del Gobierno para construir cooperativas más espaciadas.

“Cuando todos los gallineros estén aislados, las infecciones de las aves migratorias se mantendrán bajas”, vaticinó.

Mientras tanto, la OIE instó a los países miembros a “implementar estrictas medidas de bioseguridad en las granjas, el comercio y los mercados de aves vivas para evitar su propagación”.

Las grullas sobrevivirán

El doctor Haim Krispin es un veterinario especializado en aves de corral. “Una vez que termine este brote, la gente tendrá que estudiar qué se puede hacer de manera diferente para evitar futuros brotes”, le dijo a ISRAEL21c en Español mientras reconocía que la infección actual de grullas salvajes no tiene precedentes y “es preocupante”.

En ese sentido, Krispin sugirió repensar la estrategia actual de alentar a las grullas migratorias a pasar el invierno en el valle de Hula.
“Esto lo convierte en un hábitat y los concentra en mayor número durante más tiempo”, indicó.

Hasta el momento la gripe no se propagó mucho entre la población de aves silvestres más allá de las grullas que pasan la estación fría allí..

“La población de grullas en todo el mundo es estable y una pérdida de incluso el 10 o 20 por ciento será significativa aunque no crítica para la especia en su conjunto”, le dijo Meyrav de Birdlife Israel a ISRAEL21c en Español.

Meyrav sabe de avistamientos esporádicos de grullas muertas o agonizantes en los valles de Jezreel, Beit She’an y Hefer e incluso en el norte del Néguev.
Algunos pelícanos blancos y garcetas también murieron por la gripe aviar.

“La buena noticia es que no parece haber afectado de forma significativa a otras especies de aves. Teóricamente puede afectar a todos los pájaros aunque aquí no lo encontramos mucho más allá de las grullas. A menos que el virus mute en algo más violento, hasta ahora es un factor ‘natural’ y no amenaza a poblaciones enteras”, explicó.

Grullas sobre el valle de Hula en el norte de Israel Foto: Shaya Kass vía Unsplash

¿El virus puede contagiar a los humanos?

Es posible pero raro que esta enfermedad infecte a los humanos.
La OIE expresó que “solo el contacto prolongado y cercano con aves infectadas pone en peligro a las personas”.

Sobre esta preocupación, Rozenboim manifestó: “En Israel no creo que tengamos ninguna evidencia de que el virus se haya trasladado a los humanos”. Y añadió que los residentes de Margaliot reciben un tratamiento antiviral como medida de precaución.

“Nosotros no comemos huevos crudos ni pollo, y cuando se cocinan no hay ningún problema. De todos modos, los huevos de las granjas afectadas serán eliminados”, anticipó.

Sin embargo, el profesor de la Universidad Ben Gurion Ran Taube, que estudia microbiología, inmunología y genética, expresó algunas palabras de precaución: “Si bien es raro, desde 2003 la Organización Mundial de la Salud informó de 800 infecciones humanas con virus de influenza H5N1, principalmente en países de Asia, África, Europa y el Cercano Oriente”.

De acuerdo con su óptica, la característica única del virus es el intercambio de material genético entre diferentes cepas virales, lo que genera una nueva cepa que es más violenta y puede propagarse mucho entre los humanos.

El profesor Ran Taube de la Universidad Ben Gurion del Néguev. Foto cortesía de BGU

“El riesgo de transmisión a los humanos no es alto pero puede darse si hay contacto directo con el animal infectado o sus secreciones. Así, cada vez que circulan virus de gripe aviar hay riesgo de transmisión humana. Las posibilidades son bajas pero ciertamente no del cero por ciento”, describió Taube, que advirtió que se debe tener “mucho cuidado para prevenir una pandemia que, en relación con el COVID-19, será un desastre”.

En esa línea, el recomienda que “las personas eviten el contacto con las aves silvestres que las observen desde la distancia”.
Los consejos directos son: evitar el contacto con aves domésticas (de corral) que parezcan enfermas o hayan muerto, y con superficies que parezcan estar contaminadas con heces de aves silvestres o domésticas.

El efecto más inmediato en los residentes de los países afectados será la escasez de huevos, escenario que para Omri Paz, director ejecutivo de la organización Vegan Friendly de Israel, presenta una oportunidad para que las personas reevalúen cómo comen.

Paz señaló que se cree que enfermedades como el COVID y el HIV tienen su origen en animales infectados que fueron comidos por humanos. “Es urgente que se dé un cambio importante en nuestros patrones de consumo. Esa es una buena mansera de preocuparnos por estos animales, nuestro medio ambiente y nuestra propia salud”, finalizó.

Fuente: ISRAEL21c

Compartir

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología