¿Por qué vuelve Erdogan a cargar contra Israel?

Pablo Sklarevich
La embestida del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, contra Israel -apenas hace un año de la reconciliación- puede leerse bajo el telón de fondo del “aggiornamiento” del manifiesto político de Hamás y la elección de Ismail Haniyeh como líder del grupo islamista.
Aunque nada parece moverse realmente en la región, a título declarativo, Hamás ha pasado de ser un grupo terrorista netamente antisemita a uno modernamente antisionista. Ahora dice que acepta un Estado palestino sobre las fronteras de 1967 y Jerusalén oriental como su capital; pero reclama toda la “Palestina” y no reconoce al Estado de Israel.
La intención de Hamás es sin duda romper el aislamiento político y mejorar sus relaciones con el mundo sunita. De hecho, el antiguo documento provocaba el bochorno a su patrocinador político (Turquía) y a su sponsor financiero (Qatar).
Erdogan sigue envuelto en una amarga y sangrienta guerra contra los guerrilleros kurdos; mientras trata de negociar un casi imposible arreglo con los rusos e iraníes en Siria.
El presidente turco ha tenido disparatadas épocas de romance y altercados con casi todos sus vecinos. El derribo de un avión ruso lo llevó al borde de la guerra con Moscú. La última pelea con Europa, sobre todo con la Alemania de Ángela Merkel, parece haber cerrado casi definitivamente las aspiraciones turcas para entrar en el exclusivo pero decadente club de la Unión Europea.
Apuntar a Jerusalén es tratar de poner a Ankara otra vez en la ruta del liderazgo de Oriente Medio y como paladín del islam sunita. De alguna manera, lo devuelve como mediador en el intento de reconciliación entre Hamás y la Autoridad Palestina.
Mientras tanto, el presidente de la Autoridad Palestina ya ha dicho que está dispuesto a encontrarse con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, en el marco de los esfuerzos de paz del presidente norteamericano, Donald Trump que el 22 de mayo visitará Israel y luego Belén.
El problema sigue siendo, como señalan algunos políticos de la región, que nadie puede tomar seriamente el nuevo documento de Hamás cuando dice una cosa y al mismo tiempo exactamente lo contrario.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios