¿Por qué Irán y Hezbollah anhelan Jerusalén?

Póster publicado por el Líder Supremo de Irán, Khamenei, en 2020 para celebrar "la Solución Final": la captura de Jerusalén. (Khamenei.ir)

Por Pinhas Inbari

«¡Salven la mezquita de Al Aqsa!» es el grito de batalla del Islam radical que aparece en todos los lemas de guerra de Hamás, Hezbollah e Irán. 

Incluso el presidente turco Erdogan, partidario de los Hermanos Musulmanes, no tiene pretensiones de luchar por el control del Monte del Templo. 

En cuanto a Hezbollah e Irán, la pasión por Jerusalén es desconcertante porque la religión chiita no atribuye ningún significado a Jerusalén.

Cualquiera que camine por las callejuelas de la Ciudad Vieja no podrá encontrar rastros de la historia chiíta en Jerusalén. 

Según el libro de tradiciones chiíta Bihar al Anwar, «Mares de Luces», el profeta Mahoma prohibió las peregrinaciones a Jerusalén, sólo a Kufah (en Irak), que se convertiría en un centro religioso chiíta. 

Incluso el Isra (viaje nocturno) y el Mi’raj (viaje al Cielo), según la religión chiita, no ocurrieron en Jerusalén sino en una «mezquita lejana» en el Cielo, y el Mi’raj es una escalera por la que el Profeta ascendió a los cielos superiores. 

No se menciona a Buraq, el milagroso caballo alado de la Sunna que llevó al Profeta al Monte del Templo.

Entonces, ¿por qué Irán y Hezbolá ponen a Al-Aqsa en lo más alto de su agenda? 

Tras la sangrienta guerra suní-chiíta entre Irak e Irán, los ayatolás decidieron hacer hincapié en la liberación de Jerusalén, de modo que los suníes miraran hacia el oeste, hacia Jerusalén, y no hacia el este, hacia Teherán. 

En lo que respecta a los chiítas, «salvar Al Aqsa» es un eslogan político, no un valor religioso.

Secciones del póster de Khamenei que celebra «la Solución Final»: la captura de Jerusalén. Nótense las fotografías de héroes iraníes y palestinos (Khomeini, Qassem Soleimani, Imad Mughniyeh, Sheikh Yassin) y las banderas de Palestina, Hezbollah, Hamás y otros proxies [apoderados] iraníes. (Khamenei.ir)

En la creciente tensión dentro del mundo árabe entre los sunitas moderados e Irán, Qatar y los Hermanos Musulmanes, se está creando una unidad de intereses entre Israel y el mundo suní moderado, es decir, Arabia Saudita, el Golfo, Egipto, etc. 

Cabe señalar que Egipto y Marruecos, que anteriormente tenían ambiciones sobre las mezquitas de Jerusalén, se retiraron del Monte. 

Marruecos, formalmente jefe del Comité para Jerusalén de la Liga Árabe, ha perdido interés y ya no participa en los asuntos de Jerusalén como en el pasado.

Lo que queda de las tensiones en el mundo sunita moderado es la lucha entre Arabia Saudita y Jordania, ya que los dos reinos llevan la corona de «Guardián de los Lugares Santos»: Arabia Saudita en La Meca y Medina y los Hachemitas en Jerusalén. 

La cuestión de Jerusalén es, por tanto, una cuestión de la legitimidad de la Casa de Saud frente a la Casa de Hashem, que era la guardiana de los lugares sagrados de La Meca antes de que los sauditas los expulsaran a principios del siglo pasado.

¿Cómo se relaciona esto con Israel? 

En esta encrucijada histórica, las fuerzas suníes moderadas ven a Israel como la única fuerza que puede frenar los esfuerzos de los extremistas por convertir la «liberación de Al Aqsa» en un motor para la toma chiíta del mundo árabe y musulmán.

Debido a la pugna entre Arabia Saudita y Jordania, es imposible ponerse de acuerdo sobre una fuerza interárabe que pueda reemplazar a Israel como fuerza que defienda las mezquitas. 

La aquiescencia de Jordania y el Waqf a la presencia policial israelí en el Monte del Templo es la piedra angular del status quo en el sitio.

Pero, como dijo Superman en sus famosas películas, el poder conlleva responsabilidad. 

La historia ha presentado al Estado judío la oportunidad de proteger las principales mezquitas del Islam, y esto requiere que tenga un grado de responsabilidad acorde con este papel sin precedentes.

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios