23 julio, 2021

Pobreza, desesperación y toma de calles: así es la vida del libanés promedio

Se puede entender la desesperación de los ciudadanos libaneses involucrados en manifestaciones violentas después de que el primer ministro designado, Saad Hariri, anunciara su renuncia debido a desacuerdos con el presidente [Michel] Aoun y su yerno [Gebran Bassil], quien es un aliado de Hezbolá. Intente por un momento ponerse en la piel del ciudadano libanés […]

Foto: Nicolas Cleuet / Hans Lucas vía Reuters

Se puede entender la desesperación de los ciudadanos libaneses involucrados en manifestaciones violentas después de que el primer ministro designado, Saad Hariri, anunciara su renuncia debido a desacuerdos con el presidente [Michel] Aoun y su yerno [Gebran Bassil], quien es un aliado de Hezbolá.

Intente por un momento ponerse en la piel del ciudadano libanés de clase media baja, cuyo salario se ha reducido a una décima parte de lo que ganaba hace dos años (si es que está empleado).

La heladera de su casa está vacía y el dinero de su billetera apenas alcanza para los bienes básicos de su familia, y sobre todo para la comida, cuyos precios han subido un cien por ciento o la escasez en las tiendas, por ejemplo, de comida para bebés.

No puede usar (ni vender) su automóvil por falta de combustible; su casa está a oscuras y es sofocante durante las largas horas sin luz; y los electrodomésticos y muebles que poseía los ha vendido para alimentar a su familia.

El internet está desconectado y el suministro de agua es irregular; no puede retirar ahorros debido a las restricciones del Banco Central.

El sistema médico no funciona: no hay suficientes medicamentos para los pacientes con enfermedades crónicas y, en caso de una enfermedad grave, incluido el COVID-19, las posibilidades de recuperación son muy escasas debido a la escasez de camas, personal médico, medicamentos y tubos de oxígeno en los hospitales.

Angustiado, no tiene a nadie a quien acudir, y luego llega la noticia de que los intentos de formar un gobierno funcional han fracasado de nuevo estrepitosamente debido a la impotencia de los líderes ricos y corruptos de todas las facciones y los conflictos internos entre ellos, mientras continúan con su rutina diaria …. ¡y no hay esperanza en el horizonte!

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Compartir

#, #, #

Más sobre Medio Oriente