Opinión – Kotel: Llegó el momento de escuchar las voces conservadoras y reformistas

Una campaña dirigida por Darkenu, una de las asociaciones civiles más grande de Israel, busca que los judíos que viven en Latinoamérica alcen su voz y pidan al actual gobierno la implementación del Compromiso del Kotel.

El pueblo israelí celebrando en el Kotel. Licencia Creative Commons

El Muro de los Lamentos es sin lugar a dudas el sitio más sagrado para el Pueblo Judío actualmente, por lo que es una sorpresa para muchos el hecho de que su gestión es manejada exclusivamente por la ortodoxia judía -algo que genera mucha tensión con aquellos que expresan su judeidad de maneras diferentes-.

Es con esto en mente que Darkenu, la sociedad civil no partidaria más grande de Israel, lanzó una campaña que busca sumar las voces de los judíos de la Diáspora a la queja sobre la falta de acción que tiene el Gobierno Israelí hacia el “Compromiso del Muro de los Lamentos”.

Este último es un proyecto propuesto por diversas organizaciones -entre las cuales está Darkenu- que busca desde hace cuatro años sumar las voces de los judíos conservadores y reformistas a la gestión del muro, mientras que también tiene por objetivo conseguir que el sur del Kotel sea utilizado para realizar rezos no ortodoxos.

“El Muro de los Lamentos pertenece a todos los judíos y no solo a los ortodoxos”, explicó Yaya Fink, CEO de Darkenu, en entrevista con el portal Jerusalem Post, mientras que agregó: “Empezamos esta campaña para unificar el pedido de todos los judíos hacia el Gobierno de Israel con el objetivo de conseguir un compromiso en el Kotel”.

LA CAMPAÑA QUE BUSCA DEMOCRATIZAR EL KOTEL

“Ya sea que decidas rezar en la sinagoga del barrio, sentado en una banca de Central Park o en medio del tráfico en una autopista, cada uno de nosotros merece tener derecho a expresar y practicar la religión a su propio modo”, se escucha en el video compartido por Darkenu hace algunas semanas que busca apoyo de la comunidad judía en la Diáspora para el “Compromiso del Muro de los Lamentos”.

El compromiso del Muro de los Lamentos busca conseguir un rol formal para los judíos conservadores y reformistas a la hora de gestionar un rezo pluralista en el Muro de los Lamentos”, continúa Danielle Leumi, coordinadora de asuntos exteriores de Darkenu, en el video, para luego agregar: “El judaísmo y el Muro de los Lamentos nos pertenecen a todos los judíos. Israel es el hogar de todos nosotros, no solo de las comunidades ortodoxas”.

Además, explica cómo hasta el momento más de 10 mil israelíes trabajaron de manera conjunta con Darkenu para reclamar por la inacción del Gobierno sobre esta medida, mientras que más de 250.000 se sumaron a enviar mails al Ministerio de Servicios Religiosos pidiendo que se estudie el compromiso.

QUÉ HIZO EL GOBIERNO HASTA AHORA

En cuanto a las acciones realizadas por el Gobierno de Israel en torno a establecer el compromiso del Muro de los Lamentos, por el momento solo se vio una intención de implementarlo en las campañas previas a las elecciones.

Y es que a pesar de haber sido aprobada por el Gabinete de la Knesset en 2016, diferentes razones -principalmente ligadas a la necesidad del gobierno de turno de patear la iniciativa para mantenerse en el poder- llevaron a que la misma sea suspendida en 2017.

Sucede que en el gobierno anterior, cuando era Primer Ministro Benjamín Netanyahu, la iniciativa generaba tensiones internas ya que parte del apoyo que tenía Likud (partido dominante del parlamento) provenía de los partidos ortodoxos que a día de hoy controlan el Ministerio de Servicios Religiosos.

El nuevo gobierno formado el año pasado, y dirigido por Naftali Bennet, trajo esperanzas al proyecto, con la gran mayoría de los legisladores defendiendo la iniciativa e incluso asegurando durante la campaña que la misma sería llevada a cabo si se formaba una coalición.

A esto se le suma que los partidos ortodoxos no forman parte de la nueva coalición, por lo que se esperaba que no hubiera resistencia por lo menos dentro del Gobierno para pasar la ley.

Pero a 7 meses de asumir, Bennet aún no ha dado señales de querer tomar la iniciativa con esta situación. “Los temas controversiales, y en especial este tema en particular en esta coalición, son cosas que queremos evitar”, declaró durante una entrevista con el Jerusalem Post la semana pasada, mientras que agregó: “Desde un principio sabíamos que no podríamos hacer todo lo que nos proponemos”:

Según explicaron algunos especialistas, la razón por la que no se avanzó con el Compromiso del Muro de los Lamentos está en que él mismo reconocería a las formas reformistas y conservadoras de practicar el judaísmo como oficiales por ley, algo que muchos miembros más conservadores de la coalición se niegan a aceptar.

Tobías Holcman

Compartir

#

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Opinión