OMS condena los ataques a cinco hospitales en Siria

17 noviembre, 2016
Foto: Observatorio Sirio de Derechos Humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció y condenó los «ataques masivos» contra cinco hospitales en Siria entre los días 13 y 15 de noviembre, incluyendo tres centros en la zona rural del oeste de Alepo y dos en Idleb.

Los ataques tuvieron como resultado la muerte de «al menos» dos personas y 19 heridos, entre los cuales se encuentran seis integrantes del personal médico, aseguró la organización en un comunicado.

Los cinco hospitales atacados daban más de 20.000 consultas y realizaban 1.700 cirugías y 600 partos cada mes por lo que, según la OMS, «los ataques han reducido gravemente la disponibilidad de servicios de salud en el norte de Siria» y han causado «la interrupción de cuidados a pacientes en estado crítico».

Una de las instalaciones atacadas en la zona rural del oeste de Alepo, una de las ciudades más afectadas por el conflicto, era un hospital que se encargaba de los heridos en el frente; mientras que uno de los equipamientos alcanzados en Idleb era una entidad de referencia para la atención obstétrica de emergencia.

Además, el ataque a una clínica móvil en un área de Idleb llamada Jishr-Ash-Shugur privará a más de 3.500 pacientes el acceso a servicios básicos de salud, denunció la entidad.

«Sorprendentemente, los ataques a hospitales están aumentando en Siria tanto en frecuencia como en potencia», continuó la OMS que señaló que, a lo largo de 2016, se han documentado 126 ofensivas contra equipamientos médicos en todo el país.

Hoy mismo, se registraron dos nuevos ataques contra centros médicos en Siria: quince personas murieron y cincuenta resultaron heridas por bombardeos y disparos de artillería contra el Hospital Quirúrgico Al Bayan, en el este de Alepo, dijo su director, Mahmud Rahim Abu Bakr.

Y la ONG Asociación de Médicos Independientes informó de un bombardeo contra el Hospital Infantil de la urbe, que fue alcanzado por veinte barriles de explosivos.

En Ginebra, la agencia de las Naciones Unidas urgió a las partes en conflicto a que respeten «la seguridad y la neutralidad del personal, instalaciones y suministros médicos».

«El patrón de estos acontecimientos indica que los servicios de salud han sido atacados de forma deliberada en el conflicto sirio, lo que conlleva una violación de la ley internacional», recordó la OMS. EFE

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios