Nuevo tejido urbano inteligente da sombra y luz

La diseñadora de productos Anai Green ganó el desafío tecnológico Women4Climate 2020 y su creación Lumiweave se probará en Tel Aviv. “Soy diseñadora de productos pero siempre me interesó mejorar los espacios públicos”, afirmó Anai Green, ganadora del desafío tecnológico Women4Climate 2020. Nacida y criada en Israel, Green creó un novedoso tejido para exteriores al […]

La diseñadora de productos Anai Green ganó el desafío tecnológico Women4Climate 2020 y su creación Lumiweave se probará en Tel Aviv.

“Soy diseñadora de productos pero siempre me interesó mejorar los espacios públicos”, afirmó Anai Green, ganadora del desafío tecnológico Women4Climate 2020.

Nacida y criada en Israel, Green creó un novedoso tejido para exteriores al que llamó Lumiweave y que reúne en un único material los beneficios de la energía solar renovable con la sombra diurna.

La idea de Lumiweave nació mientras Green y un paisajista trabajaban en un proyecto para la ciudad de Bat Yam al sur de Tel Aviv. “En 2010 fuimos contratados por el municipio para crear mapas de sombra y paredes para un evento llamado ‘32N Urban Shade’ (sombra urbana, en inglés). Allí instalamos una estructura vertical muy básica cubierta de plantas y ajustable para poder dar la máxima sombra en cada lado durante todo el día. Esa fue la primera vez que traté el tema del sombreado en el área urbana”, contó la diseñadora.

Anai Green, diseñadora de Lumiweave. Foto cortesía

Para Green, fue algo decisivo ya que le permitió seguir reflexionando sobre diferentes enfoques de sombreado e iluminación y también sobre los problemas de contaminación lumínica y calor excesivo en la ciudad, lo que se conoce como como “efecto isla de calor urbano”.

La tecnología adecuada para su idea aún no existía y, cuando apareció, resultó demasiado cara. “Lo que tenía en mente no era posible en ese momento, así que esperé. Tan pronto como los materiales y la tecnología que necesitaba estuvieron disponibles a un precio asequible, creé Lumiweave”, afirmó Green.

La especialista en diseño describió Lumiweave como un “tejido multicapa avanzado” compuesto por cuatro capas, cada una con una función individual.

“Los componentes principales de Lumiweave son una lámina fotovoltaica orgánica flexible que se adhiere a una tela resistente a los rayos ultravioletas. El tejido está impreso con tinta conductora a base de cobre que actúa como una placa de un circuito. Entrelazadas con esta tela hay tiras de polímero con LED”, explicó.

Una de las ideas principales detrás de Lumiweave fue tratar la luz y la sombra de manera diferente. “Estamos acostumbrados a la luz cónica o en forma de pilar, que se extiende por igual cada 15 a 20 metros y está encendida o apagada. Lumiweave está diseñado para agregar una nueva dimensión a la forma en que percibimos y usamos la luz”, agregó Green.

Lumiweave se prueba en Tel Aviv

Green planea una prueba piloto de Lumiweave en Tel Aviv, su ciudad natal, tan pronto como esté listo un prototipo.

Eitan Ben Ami, director de la Autoridad de Medio Ambiente y Sustentabilidad de Tel Aviv, indicó que vislumbra una amplia gama de posibles aplicaciones para Lumiweave. “El tejido puede usarse en muchos espacios públicos como calles, parques o estacionamiento. Una de las primeras ubicaciones en las que pensamos implementar Lumiweave es entre la estación de tren de la Universidad de Tel Aviv y el campus universitario porque se trata de una caminata larga y empinada sin sombra. Además, la zona de la playa sería un gran lugar para probar Lumiweave porque Tel Aviv tiene una gran cantidad de espacio que no tiene sombra”, dijo el funcionario.

Lumiweave da tanto luz como sombra gracias a la tinta conductora y las tiras de LED. Foto cortesía de Anai Green

“No tiene que ser una instalación permanente. Un ejemplo: en general tenemos muchos festivales en Israel y esos eventos consumen mucha electricidad. En eso, Lumiweave podría ser una ventaja real porque es muy flexible y móvil”, manifestó la creadora de la solución.

Luego de que los expertos consideraron que valía la pena apoyar el concepto, el municipio de Tel Aviv proporcionó los recursos necesarios para desarrollar y perfeccionar aún más el producto.

“Buscamos grandes e innovadoras ideas en cualquier lugar posible y creemos mucho en el potencial de Lumiweave”, afirmó Ben Ami, que en su organismo colabora con diferentes departamentos de la ciudad como Tel Aviv Global, el Departamento de Igualdad de Género y Programas de Mujeres, el de Innovación, Tel Aviv Hub y más.

“La colaboración con diferentes socios que nos da la fortaleza para perseguir e implementar con éxito proyectos como Lumiweave. Esto es importante para nosotros. Es por eso que todavía estamos trabajando junto con Eco Wave Power, otra gran iniciativa ubicada en Yafo y ganadora del primer Women4Climate del 2019”, añadió.

Qué es el desafío tecnológico Women4Climate

El “Women4Climate Tech Challenge” es una iniciativa de C40, una red conformada por las 94 ciudades más grandes del mundo y comprometida a abordar el cambio climático.

El objetivo del desafío es diversificar el sector de la innovación. “En el sector de la innovación, los hombres superan en 5 a 1 a las mujeres e, históricamente, también construyeron la mayoría de nuestras ciudades”, dijo Silvia Marcon, directora de Women4Climate.

Para ella, “con una mayor diversificación, y no solo en la innovación sino en todo el sector de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, avanzaremos más en la lucha contra el cambio climático en las ciudades porque queremos inspirar y comprometer a las mujeres jóvenes a crear modelos de conducta que les den la confianza a la altura de su potencial para poder convertirse en parte de un cambio”.

Lumiweave se probará  en Tel Aviv para dar sombra durante el día e iluminación durante la noche. Foto cortesía de Anai Green

Marcon enfatizó en que el objetivo de Women4Climate no es solo encontrar la mejor idea sino lograr que cada concepto se convierta en un proyecto factible que pueda incorporarse a la infraestructura urbana. “Trabajar con los diez finalistas y apoyarlos con formación específica, como el lanzamiento, y comprometerse con funcionarios de la ciudad es parte de un proceso de aprendizaje importante. La presentación y comunicación de un proyecto son tan vitales como la idea misma porque debe coincidir con los requisitos de la ciudad y los objetivos de planificación”, detalló Marcon.

Los otros tres innovadores que ganaron la competencia de este año probarán sus productos en Lisboa, Estocolmo y Los Ángeles, respectivamente. Ellos y Green dividieron un premio en efectivo de 50.000 dólares patrocinado por el Grupo VELUX.

“Trabajar con proyectos C40 es diferente a cualquier otra cosa porque la estructura realmente proporciona la base y el apoyo que las ideas jóvenes necesitan para desarrollarse. De principio a fin, C40 sigue guiándonos como equipo profesional”, indicó Ben Ami.

Por su parte, Green afirmó que recibió el apoyo y los consejos de C40 en cada paso del camino. “Creo firmemente que con la ayuda de C40 y el municipio de Tel Aviv, Lumiweave tiene el potencial de contribuir a la sostenibilidad de la ciudad y su adaptación climática”, concluyó.

* Dominik Doehler escribe para la agencia de noticias científica y medioambiental ZAVIT.

 Fuente: ISRAEL21c

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología