Novak Djokovic volvió a hablar tras el escándalo que protagonizó en el Australian Open 2022

En diálogo con la cadena BBC, el serbio reafirmó su posición con respecto a las vacunas contra el coronavirus.

El serbio no pudo estar presente en el primer Grand Slam del año. Foto: REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Luego de un mes alterado para el tenista profesional, Novak Djokovic dio la cara con la cadena británica BBC y respondió las preguntas en relación con su conflicto en Australia. Una por una, el serbio fue respondiendo las dudas sobre su paso por Oceanía, su deportación, su no participación en el torneo y el COVID-19.

En primer lugar, mantuvo su postura y no piensa vacunarse bajo ningún concepto. “Podría renunciar a torneos que me obliguen a cambiar mi postura sobre la vacuna, es el precio que estoy dispuesto a pagar”.

Su ausencia le permitió, en parte, a Rafael Nadal ganar su título 21 de Grand Slam y superarlo en cantidad de trofeos de esta clase. Más allá de este dato, Djokovic estaría en capacidad de renunciar a ser el jugador con mayores campeonatos obtenidos: “Los principios de mi decisión se basan en que mi cuerpo es más importante que cualquier título. Intento estar en sintonía con mi cuerpo tanto como puedo”.

En base a la vacunación en sí, el profesional europeo fue contundente: “Nunca he estado en contra de la vacunación, de niño recibí varias vacunas. Pero siempre he defendido la libertad de decidir sobre qué te metes en tu cuerpo”.
En contrapartida con sus acciones reales, el tenista se considera con la mente abierta para vacunarse en el futuro. Y así lo definió: “Todos estamos tratando de encontrar la mejor solución para acabar con el COVID”.

Por su parte, Novak también entendió las consecuencias a las que se atenía por no cumplir con las reglas sanitarias australianas. “Estaba triste y decepcionado por cómo acabó todo en Melbourne, no fue fácil. Lo que la gente no sabe es que no fui deportado por no estar vacunado o por romper las reglas, todo eso fue aprobado por el Ministerio de Inmigración y un juzgado”.

Y amplió su concepto: “La razón por la que fui deportado es porque el Ministerio de Inmigración canceló mi visado basándose en que podría crear un sentimiento antivacunas en el país o en la ciudad, con lo que no estoy de acuerdo para nada”.

Por último, y de acuerdo con lo que sigue, sino se vacuna, el serbio no podrá estar en los Masters 1000 de Miami y de Indian Wells. Esto le impediría seguir siendo el número uno del mundo porque no sumará puntos. Por consiguiente, el primer torneo que podría disputar sería el ATP 500 de Dubái.

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Deportes