2 abril, 2021

No todo es falafel y shawarma: la historia de «Tacos Luis», auténtica comida mexicana en el corazón de Jerusalén

Si bien la vida de Luis siempre estuvo vinculada a la cocina, parecía difícil de imaginar que tendría una taquería que llevaría su nombre a más de 12.500 kilómetros de su Oaxaca natal. Luis es licenciado en Gastronomía, por lo que fue creciendo entre recetas, ollas y hornallas. En el año 2010, recibió una invitación […]

Si bien la vida de Luis siempre estuvo vinculada a la cocina, parecía difícil de imaginar que tendría una taquería que llevaría su nombre a más de 12.500 kilómetros de su Oaxaca natal.

Luis es licenciado en Gastronomía, por lo que fue creciendo entre recetas, ollas y hornallas. En el año 2010, recibió una invitación para ir a trabajar a Nueva York, más precisamente a una panadería, y allí fue cuando comenzó la relación con su actual esposa, que era judía e israelí. Esto lo hizo adentrarse en un mundo hasta entonces desconocido, y viviendo en Estados Unidos fue que decidió hacer el proceso de conversión al judaísmo. Finalmente la pareja se casó en el 2014 en Jerusalén, la misma ciudad en la que cuatro años después abriría su propio local.

En ese entonces seguían viviendo en Nueva York, pero al quedar embarazada su mujer, tomaron la decisión de volver a residir en Israel. Así fue entonces como Luis creyó que ya era buen momento para emprender: “No quería trabajar para otra persona, quería ser mi propio jefe”, precisó. En consecuencia resolvió abrir un negocio que acompañe esta nueva etapa de su vida.

Una vez que Luis y su mujer resolvieron lo que querían hacer, el próximo paso consistía en definir qué tipo de alimentos venderían en su local. Luego de haber tenido la experiencia en la panadería, pensó que podía continuar por el camino de los panificados. Pero finalmente se decidió arraigar a sus orígenes y abrir una taquería: “Algo novedoso, que valiera la pena para enseñar a los israelíes que hay diferentes comidas, y que no todo es falafel y shawarma”.

Asimismo, otro motivo que los impulsó a elegir el camino de los tacos fue poder ofrecer un producto que sea apto para el consumo de personas celíacas. Es por eso que todos los tacos se hacen con tortillas de maíz sin gluten.

“Los tacos son comida mexicana callejera, súper fácil, rico, sencillo y que se come a gusto”, describió Luis.

Luis trabajando en su cocina.

Ya con la comida mexicana en mente, en el año 2017 participó de una propuesta pop up, es decir un restaurante emergente por un período limitado, junto a una cervecería: “Tuvo éxito y vimos que funcionaría un negocio así”, indicó. Esto fue el puntapié inicial para crear “Tacos Luis”, que abriría sus puertas en junio de 2018.

El restaurante se encuentra en Shlomzion Hamalka 11, en el centro de Jerusalén y a pasos de Mamila, un punto clave también para el turismo que visita la ciudad. Si bien al principio dudó acerca de cuál sería la mejor ubicación, finalmente decidió que esa sería la mejor opción: “Dijimos vamos a abrir aquí, y vamos a darle con todo”.

“Somos como un imán para todos los latinos”, indicó Luis, aunque también precisó que muchos israelíes se acercan luego de haber viajado a México y degustado la comida allí. Asimismo, también llegan ciudadanos locales atraídos por la curiosidad de descubrir nuevos sabores.

El favorito del público es el “Taco al pastor”: se trata de un taco con una forma similar al shawarma, que surgió de la influencia de la inmigración libanesa a México. Si bien el original es de carne de cerdo, “Tacos Luis” es un restaurante kosher, por lo que se elabora con carne de pavo. Otro taco exitoso es el de carne asada, más que nada para el público latino.

Sin embargo, a diferencia de los latinos, los israelíes suelen pedir la opción vegetariana. Tanto a la hora de elegir un taco, así como también solicitan el plato de arroz con frijoles y ensaladas.

Quienes trabajan hoy en el restaurante son todos latinos.  En este punto, Luis hizo hincapié en el esfuerzo que implica la inmigración, además de la necesidad de trabajar que tiene alguien que llega al país desde tan lejos.

Durante el 2020 debieron sobreponerse ante las dificultades de mantener un restaurante en el contexto de la pandemia. Lograron sobrevivir gracias a los envíos a domicilio, aunque tuvieron que reducir el personal. Si bien ahora, tras la exitosa vacunación de la población israelí, pudieron volver a abrir las puertas al público, Luis todavía cree que puede haber un nuevo cierre. Por este motivo, y manteniendo la precaución, continúa abriendo su local por determinada cantidad de horas, sin hacer el horario completo que tenía previo a la pandemia.

“De a poco está volviendo a ser todo como antes”, concluyó Luis.

Compartir

#, #, #, #, #, #

Más sobre Cultura