22 diciembre, 2019

Netanyahu: La Corte de la Haya se ha convertido en un “arma” contra Israel

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se expresó optimista sobre el futuro de las relaciones de Israel con los países árabes durante la reunión semanal del Gabinete de Seguridad, del domingo. “Miembros del gobierno, ayer vimos una expresión pública adicional del mejoramiento de las relaciones entre Israel y los países árabes. El ministro de Exteriores de […]

Benjamín Netanyahu en una reunión de Gabinete Foto: GPO

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, se expresó optimista sobre el futuro de las relaciones de Israel con los países árabes durante la reunión semanal del Gabinete de Seguridad, del domingo.

“Miembros del gobierno, ayer vimos una expresión pública adicional del mejoramiento de las relaciones entre Israel y los países árabes. El ministro de Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, habló sobre una nueva alianza en el Oriente Medio: la alianza árabe-israelí. Este es el resultado directo de nuestra política, que ha convertido a Israel en una potencia en ascenso en la región y el mundo», afirmó Netanyahu al comienzo de la reunión.

«No puedo entrar en detalles sobre todos los movimientos que he impulsado junto con mis colegas a lo largo de los años. Solo puedo decir que este comentario es el resultado de la maduración de muchos contactos y esfuerzos que, en este momento, y enfatizo en este momento, es mejor servido por el silencio”.

Asimismo, el primer ministro criticó la decisión de la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, de iniciar una investigación exhaustiva sobre los presuntos «crímenes de guerra» israelíes en los territorios de Cisjordania (Judea y Samaria), Gaza y Jerusalén oriental.

«Mientras avanzamos en nuevas áreas de esperanza y paz con nuestros vecinos árabes, la CPI en La Haya ha dado un paso atrás. El viernes, se convirtió finalmente en un arma en la guerra política contra el Estado de Israel».

«La decisión de la fiscal contra Israel es absurda por tres motivos. El primer absurdo es que la decisión de la fiscal contradice por completo el principio de fundación de la corte misma. La CPI se estableció tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial, principalmente los horrores que se infligieron a nuestro pueblo, y fue diseñada para lidiar con los problemas que los estados plantearon con respecto a crímenes de guerra, como genocidios o deportaciones a gran escala. Fue diseñado para los estados que no tenían verdaderos sistemas judiciales, que están presentes, por supuesto, en el mundo occidental.

«Ellos tomaron la denuncia palestina, que no tienen un estado, y acusaron a la única democracia del Medio Oriente, que opera de acuerdo con los más altos estándares legales de las democracias occidentales, sobre la cual la Corte no tiene jurisdicción. Este es el primer absurdo”.

«El segundo absurdo es que la decisión de la fiscal contradice la verdad histórica. Se opone al derecho de los judíos a establecerse en la patria de los judíos. Convertir en un crimen de guerra el hecho de que los judíos vivan en su tierra es un absurdo de proporciones inimaginables».

«El tercer absurdo es que la decisión del fiscal contradice la verdad contemporánea. ¿A quién están trayendo aquí? ¿A quién están acusando aquí? ¿A Irán? ¿A Turquía? ¿A Siria? No, a Israel, la única democracia en el Oriente Medio. Esto es una terrible hipocresía. Continuaremos luchando contra estos tres absurdos. Seguiremos destrozándolos. Lucharemos por nuestros derechos y por nuestra verdad histórica con todas las herramientas a nuestra disposición”.

«Desde el fondo de nuestro corazón, agradecemos al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, porque él y la Administración del presidente Trump están luchando diariamente contra estas distorsiones, esta injusticia y esta mendacidad. Continuaremos luchando siempre contra eso».

Compartir

#, #, #, #, #, #

Más sobre Diplomacia y Defensa