Naftali Bennett recibió a la sobreviviente del Holocausto Aliza Landau en un acto de Zikaron Basalon

28 abril, 2022 ,
Bennett y la sobreviviente de la Shoah. Foto: Amos Ben-Gershom (GPO)

El Primer Ministro Naftali Bennett recibió hoy a la sobreviviente del Holocausto Aliza Landau en la Oficina del Primer Ministro en Jerusalén, en el marco de la iniciativa Zikaron Basalon. Landau compartió su testimonio sobre su infancia durante el Holocausto con el Primer Ministro, los voluntarios de SAHI y el fundador de Zikaron Basalon Adi Altschuler. También asistieron a la reunión la actriz Maya Boenos, Shirly Pinto, Efrat Rayten y el CEO de SAHI Avraham Hayon.

Al respecto, el Primer Ministro israelí comentó al comienzo de la reunión:

«Me complace mucho recibir a Aliza, que contará su historia, y a Adi Altschuler, que fundó Zikaron Basalon. Mi despacho, el del Primer Ministro, está a tres metros de aquí, y cerca está la sala del Gabinete de Seguridad del Estado de Israel, donde se toman las decisiones sobre las operaciones militares, y las decisiones diplomáticas; las decisiones más importantes para la seguridad de Israel.

No pasa un día sin que piense en la santidad de la responsabilidad que tengo, junto con mis colegas, por la existencia del Estado judío en la tierra de Israel. Es evidente para nosotros, las grandes palabras – nacimos aquí; todo es evidente. No es evidente. A lo largo de la mayor parte de nuestra historia, del pueblo judío, no vivimos aquí en la tierra. Durante la mayor parte de nuestra historia fuimos arrojados de un exilio a otro: de España a Marruecos, de Polonia a Ucrania, a Yemen e Irak. Nuestra existencia fue errante y débil.

Foto: Amos Ben-Gershom (GPO)

El nadir, el punto más duro de la historia de nuestro pueblo y de la historia de la humanidad en su conjunto, es el Holocausto. Nunca hubo un acontecimiento en el que un pueblo entero, tan motivado ideológicamente, buscara aniquilar a otro pueblo, no por algún beneficio, no para tomar sus hogares, sino debido a una ideología satánica.

Mi mayor lección es que tenemos amigos. Tenemos aliados cercanos y lejanos, y esto es bueno. Sin embargo, al final, el pueblo judío, el Estado de Israel, debe tener siempre su destino en sus propias manos, por nosotros mismos. También debemos ser un pueblo bueno que hace el bien, que es bueno y fuerte. No podemos renunciar a ninguna de las dos cosas».

Aliza Landau, sobreviviente del Holocausto, contó que se escondió en un bosque con su padre y su hermano, con muy poca comida, y que una mañana vio a su padre llorar. Siendo una niña, sintió que era el fin del mundo. Cuando le preguntó a su padre por qué lloraba, éste le respondió que su hermano no había sobrevivido, que había perecido de hambre. Y entonces su padre le comentó: «Donde hay perros que ladran, hay gente. Por la noche, quiero que te arrastres hasta allí y pidas ayuda a la gente». Y Aliza afirmó que ese día, cuando tenía seis años, su padre le dio su última voluntad: ‘Ve tú. Te salvarás y reconstruirás nuestra familia».

Por último, Aliza Landau concluyó su discurso: «Cumplí la voluntad de mi padre. Construí una familia. Tengo tres hijos y siete nietos; ésta es mi victoria personal sobre los nazis». Y añadió: «Mi mensaje a los jóvenes es que es posible superar los duros traumas y seguir siendo una persona normal y contribuir».

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.