Nueva muestra “Out of the Blue” en el Museo Tierras de la Biblia

En el museo de la Tierras de la Biblia de Jerusalén se abre una nueva exposición titulada “Out of the Blue”, que tiene como objetivo revelar los secretos de “tekhelet y argaman” (celeste y púrpura) dos colores preciosos que han tenido un gran significado para las generaciones hasta el día presente. Esta exposición también entra […]

En el museo de la Tierras de la Biblia de Jerusalén se abre una nueva exposición titulada “Out of the Blue”, que tiene como objetivo revelar los secretos de “tekhelet y argaman” (celeste y púrpura) dos colores preciosos que han tenido un gran significado para las generaciones hasta el día presente. Esta exposición también entra dentro de la celebración del 70 aniversario de Israel y destaca la función del hilo “tekhelet” desde los primeros pueblos del Cercano Oriente, cuando era un vibrante de color vinculado a la esfera divina y hasta la actualidad cuando forma parte de los colores de la bandera nacional de Israel.

El significado sagrado de “tekhelet” se arraiga a la historia judía cuando a los israelitas se les ordenó cubrir el Arca de la Alianza y los utensilios del Tabernáculo con telas teñidas de celeste y para atar del mismo color los hilos de los bordes de sus vestidos como un recordatorio de Dios y sus mandamientos.

La Biblia menciona el tekhelet junto con otro color lujoso: el argaman, que es el majestuoso púrpura, un prestigioso color de gran importancia en el mundo antiguo, un símbolo de realeza y nobleza. Con el declive de la industria del tinte, la habilidad requerida para producir estos colores se perdió y se olvidó durante siglos. En las últimas generaciones, el interés ha revivido después de que los investigadores rastrearan la fuente de ambos sacadas de los caracoles indígenas del mar Mediterráneo.

Amanda Weiss, Directora del Museo Tierras de la Biblia dice: “Esta exposición especial destaca la magnificencia, así como el significado del color celeste en el mundo antiguo y relaciona los hilos teñidos azules mencionados en los textos bíblicos y extra-bíblicos, al diseño de la bandera del Estado de Israel”.

En “Out of the Blue” se exhiben elementos arqueológicos e históricos únicos de importancia cultural sustancial. La exhibición incluye por primera vez fragmentos de textiles celestes y púrpura, que han sido teñidos hace dos mil años, encontrados en las cuevas del desierto de Judea y Masada. El único frasco conocido en el mundo que fue pintado completamente en púrpura, con inscripciones reales de Darío I, rey de Persia, en cuatro idiomas, una fascinante evidencia arqueológica para la industria del tinte púrpura de Tel Shikmona y Tel Dor. “Talitot” chales raros de oración y banderas históricas.

El viaje hacia los orígenes del color azul comienza con una piedra azul semipreciosa, lapislázuli, que se importó del lejano Afganistán al antiguo Cercano Oriente. La piedra era apreciada por su color celestial y en las culturas mesopotámica, egipcia y cananea se asociaba con el cielo, donde se creía que los dioses se quedaban. La brillante piedra azul profundo se consideraba uno de los materiales más deseables y valiosos del mundo. La Biblia llama al lapislázuli “zafiro” y aparece en los libros de Éxodo y Ezequiel. En el Talmud, esta piedra de zafiro (que es diferente de la mineral que ahora se llama por este nombre) está vinculada al tekhelet, el prestigioso color utilizado para teñir tzitzit (flecos rituales) hilos y las telas del tabernáculo.

 

Compartir

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Arte y Espectáculo