¡Mucha suerte! Los Juegos Olímpicos de Beijing 2022 también cuentan con atletas judíos

Alexei Bychenko, David Warsofsky, Jason Brown, Mollie Jepsen y Emery Lehman son algunos de ellos.

De izquierda a derecha: Jason Brown, Emery Lehman y Alexei Bychenko. Foto: Creative Commons

Tras seis meses, el fervor de los Juegos Olímpicos se vuelve a hacer sentir. Luego de Tokio 2020, Beijing 2022 se puso en marcha y te traemos los mejores deportistas judíos que dicen presente en Asia hasta el 20 de febrero.

Con menos deportes y países, la cita olímpica de invierno es un evento más pequeño que los de verano. Israel, Canadá y Estados Unidos participan de la fiesta y cuentan, en sus delegaciones, con personas de la colectividad judía.

Jason Brown, patinaje artístico, Estados Unidos

James Brown. Foto: Creative Commons

El atleta judío más conocido se llama Jason Brown. De 27 años, el patinador artístico participó en Sochi 2014, donde ganó el bronce en la prueba colectiva, pero no fue a Pyeongchang 2018 por ser el primer suplente.

Clasificado tras competir en el Campeonato de Patinaje Artístico de su país este mes, afirmó: “Mi origen, obviamente, es judío, y la historia es muy conmovedor. Crecí aprendiendo sobre el Holocausto y sobre Oskar Schindler y las historias. Siempre quise patinar para eso, pero tiene que ser cuando esté en el nivel, en cuanto a madurez, que esté realmente listo para patinar”.

Hailey Hops y Evgeni Krasnopolski, patinaje por parejas, Israel

Hace un año, Hailey Hops, de 19 años, pensaba que sus días en el deporte estaban contados. Previo a ir a la facultad de enfermería, en su año sabático, el equipo israelí la llamó y la invitó a ser parte del equipo en junio.

Asociada con Evgeni Krasnopolski, de 33 años de la Unión Soviética pero mudado a Israel con cuatro años, llevó la bandera de su país en la ceremonia inaugural. Será la primera olimpiada para ella y posee un detalle peculiar: patina en Shabat.

Emery Lehman, patinaje en velocidad, Estados Unidos

Emery Lehman. Foto: Creative Commons

Enamorado del hockey desde chico mientras en Chicago, Emery Lehman, de madre judía, fue convencido por ella para probar el patinaje veloz. Con práctica se fue destacando en dicha disciplina, tanto que a los 13 años se consagró campeón nacional y debutó con 17 años en los Juegos Olímpicos de 2014.

Competidor de 5.000 y 10.000 metros, también dice presente en la carrera de persecución por equipos. Con 25 años, irá por su tercera cita olímpica, que, para él, puede ser la vencida.

Jo Ho-Sang, hockey sobre hielo, Canadá

Jo Ho-Sang. Foto: Creative Commons

El jugador de hockey judío Jo Ho-Sang tuvo su debut estelar en los Toronto Marlies. Con 26 años, el oriundo de Jamaica y China por parte de padre, y de Rusia y Suecia por la madre, comentó hace unos años: “Crecí judío. Siempre he celebrado las festividades judías como Hanukkah y las Altas Fiestas con familiares y amigos”.

Desde que la NHL anunció que no deja participar a jugadores de su liga en eventos como los Juegos Olímpicos, dejó espacios abiertos para estrellas en ascenso. Allí aparece este canadiense, quien podría pasar al equipo principal tras este torneo: Toronto Maple Leafs.

Alexei Bychenko, patinaje artístico, Israel

Alexei Bychenko. Foto: Creative Commons

Nacido en Kiev, Ucrania, Alexei Bychenko representó a su país natal en competencias internacionales hasta 2009. En 2010 se convirtió en ciudadano israelí y empezó a patinar bajo la bandera de dicho país.

Gracias a eso, se convirtió en el primer patinador israelí en ganar una medalla en el torneo europeo en 2016: plata. Partícipe en los Juegos Olímpicos de 2014 y 2018, el atleta de 33 años regresó al ruedo este año en Beijing para patinar al ritmo de «Words» del cantautor israelí Harel Skaat para su programa corto y el tema de «Piratas del Caribe» para su patinaje libre.

Mollie Jepsen, para esquí alpino, Canadá

Mollie Jepsen. Foto: Twitter @jepsenmollie

Cuatro medallas en cinco eventos en los últimos Juegos Olímpicos de invierno confirman la gran carrera de Mollie Jepsen. Nativa de West Vancouver, Columbia Británica, nació sin los dedos de la mano izquierda y compite bajo clasificación LW6/8-2.

Esta modalidad significa que esquía con un solo bastón y es para personas con problemas en las extremidades superiores. Desde su debut en Juegos Paralímpicos, también le descubrieron la enfermedad de Crohn y se perdió una temporada completa.

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Deportes