Moody’s rebaja por primera vez la calificación de Israel por el impacto de la guerra 

Foto ilustración DaphnaAM vía Pixabay

La agencia de calificación crediticia Moody’s anunció que rebajará la calificación crediticia de Israel, la primera degradación de la historia del país, y le asignó además una «perspectiva negativa» a la nueva calificación.

La nota para la solvencia de la economía israelí pasó así del máximo de A1 a A2, anunció Moody’s en la primera rebaja de calificación a Israel desde que sus bonos comenzaron a ser calificados por las agencias internacionales de evaluación de riesgo de inversión hace unas tres décadas.

Moody’s explicó que la bajada de la nota se hizo tras «evaluar el actual conflicto militar con Hamás, y sus consecuencias más amplias que aumentan materialmente el riesgo político para Israel, debilitan sus instituciones ejecutivas y legislativas y su fortaleza fiscal, en el futuro próximo».

La carga presupuestaria que implica la guerra de Gaza, el gasto el armamento, el pago a los soldados, el frenazo en la economía ante la movilización de más de 360.000 reservistas que han tenido que dejar sus trabajos; han lastrado el crecimiento económico de Israel y suponen un lastre para las finanzas y la deuda públicas.

La agencia de calificación también redujo su perspectiva para la deuda de Israel a “negativa” debido al “riesgo de una escalada” con el grupo terrorista libanés Hezbollah, mucho más poderoso que Hamás, y que opera a lo largo de su frontera norte.

“La economía israelí es fuerte. La rebaja de la calificación no tiene nada que ver con la economía, sino que se debe enteramente al hecho de que estamos en guerra”, defendió en un comunicado el primer ministro, Benjamín Netanyahu tras el anuncio de Moody’s.

«La calificación volverá a subir en el momento en que ganemos la guerra, y la ganaremos», predijo.

Tras el ataque de Hamás el pasado 7 de octubre que dio comienzo a la guerra, la agencia Strandard & Poors ya rebajó la perspectiva crediticia de Israel de estable a negativa por el riesgo de expansión del conflicto; mientras que la otra gran agencia crediticia, Fitch, puso a Israel «bajo vigilancia negativa» por el mismo motivo.

El anuncio de Moody se produjo mientras la coalición de gobierno modifica el presupuesto para 2024 y lo adapta a los tiempos de guerra.

El proyecto de ley presupuestaria para 2024 ya fue aprobado en primera lectura el pasado miércoles en el pleno del Parlamento, que deberá votarlo dos veces más antes de su aprobación.

Los legisladores votaron 57-50 a favor de aprobar el paquete de gasto adicional para la guerra de 584.000 millones de shekels (159 mil millones de dólares).

El Gobierno israelí debe aumentar la emisión de bonos para financiar su déficit presupuestario, que saltó al 4,8% del PIB a finales de enero de 2024 y se espera que alcance el 6,6% del PIB a finales de 2024. EFE y Aurora

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios