12 enero, 2022

Miss Universo en Israel

El certamen universal de belleza es más que eso, es un escenario de convergencia internacional.

Las representantes de la belleza universal en Yad Vashem, Jerusalén. Por Tami Sela (tomada del archivo de Jessica Cohen)

David A. Rosenthal


En el mismo se llevan a cabo relaciones diplomáticas y públicas, pero por encima de eso, es un suceso geopolítico. En 2021 la nación que tuvo en su potestad realizar este reinado fue Israel, que además coincide con los 70 años de Miss Universo. Además, países como Marruecos y Bahréin hacen gala del evento y de haber restaurado recientemente las relaciones con la nación judía. Incluso, la representante marroquí es, luego de 43 años, la primera mujer de este país en participar en el certamen de belleza internacional.

Y casi hay una representante de Emiratos Árabes, pero a ultimo momento canceló. Esto significa no solo que naciones del Mundo Árabe están dispuestas a participar en eventos en territorio israelí, sino que están permitiéndose cosas que antes no pasaban, como tener representantes femeninas de belleza nacional.

Asimismo; 2021, que además de ser el primer año luego del comienzo de la pandemia mundial de COVID-19, se diferenció de los certámenes pasados de Miss Universo, pues la mayoría de las 82 embajadoras de la belleza nacional son profesionales y hasta con más de una profesión, además son mujeres independientes y con carreras artísticas, empresariales, sociales, diplomáticas e incluso políticas, que se perfilan promisorias.

Las reinas de belleza recorrieron Jerusalén, y sus lugares más icónicos e impactantes, como el Kotel, la Ciudad Vieja, Yad Vashem, luego pasaron por el Mar Muerto y por último estuvieron en Eilat, en donde tuvo lugar el desfile final y la coronación. India fue la ganadora, luego de sobresalir frente a sus contrincantes finales, Paraguay y Sudáfrica.

También, se puede ver el buen manejo que ha tenido la pandemia en Israel y lo seguro que es, a pesar de los ataques eventuales de los terroristas. Pues bien, todos los eventos y visitas en general tuvieron todas las medidas de bioseguridad y los protocolos contra el Corona. A pesar de haber tenido a una de las participantes con el virus, como fue el caso de Miss Francia, luego de pasar por la cuarentena común de una semana, pudo competir normalmente.

Del mismo modo, como me dijo Jessica Cohen, directora internacional de medios de la Municipalidad de Jerusalén (@itraveljerusalem), las 82 participantes del certamen ahora no solo son embajadoras de la belleza de sus diferentes países, sino que son embajadoras de Israel.

Embajadoras de Israel en el mundo, eso es lo que ahora serán ese grupo de jóvenes y lindas mujeres de todos los rincones del mundo.

Es “Smart Power” (poder inteligente) el que utiliza Israel al realizar este tipo de eventos, pues en el marco internacional que tantas veces está en contra de Israel, la mirada empieza a ser diferente. A pesar de insignificantes movimientos de boicot, el reinado fue un éxito y el mundo pudo ver al verdadero Israel.

Por ejemplo, Boycott, Divestment and Sanctions movement (BDS) es un movimiento que pretende como su nombre lo indica que halla boicot, desinversión y sanciones a los productos, eventos, organizaciones, etc., israelíes. Sin embargo, este tipo de movimientos sucumben ante la real democracia y sistema liberal israelí que acoge a todas las religiones, culturas e ideologías del mundo en un lugar al parecer geográficamente insignificante, pero pleno de vida, historia, espiritualidad y belleza

@rosenthaaldavid

Compartir

#, #, #, #

Más sobre Actualidad

Subscribirse
Notificarme de
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios