Miles de niños beduinos no asisten a clases debido a la escasez de presupuesto

19 diciembre, 2018
Una escuela beduina en las montañas: Foto: TrickyH - Own work, CC BY-SA 4.0, Wikipedia Commons

Agravando la situación social existente y poniendo en riesgo la educación de una parte importante de la sociedad miles de preescolares beduinos tienen que quedarse en sus casas debido a la escasez de presupuesto para escolaridad en esta comunidad.

El Ministerio de Educación dice que el presupuesto disponible alcanza para cubrir el veinte por ciento de las aulas necesarias destinada a las escuelas preescolares beduinas. Según informes del 2017 la comunidad beduina tenía escasas 1.236 clases, pero el presupuesto alcanzaba realmente para 331 aulas.

El Mohammed al-Hib, director de educación beduina manifiesta que alrededor de 4.000 niños beduinos de entre los tres y cinco años no asisten a las escuelas preescolares debido a la escasez de las aulas necesarias, a pesar de que las cifras representan un incremento con respecto a años anteriores la situación en estas comunidades es verdaderamente alarmante.

Estas cifras se publicaron en un informe del Centro de Investigación e Información de la Knéset (Parlamento) y muestran amplias carencias relacionadas con las necesidades de los niños beduinos, lo que implica un retroceso en esta sociedad que ya de por sí está vapuleada y deteriora las alternativas de desarrollo social para la misma.

No obstante, de acuerdo al Ministerio de Educación ya funciona un plan de mejoramiento a cinco años para la comunidad beduina que comenzó en el 2017 y rige hasta el 2021, las brechas existentes se podrían ir cerrando en los próximos años mediante la construcción de 1.204 clases y 238 escuelas preescolares.

Otra solución sería proporcionar transporte a los niños que viven en las aldeas periféricas en las regiones de Al-Qasum y Neveh Midbar, a pesar de que el Ministerio de Educación dictaminó que los niños menores de cinco años no deben viajar lejos de sus hogares como para necesitar transporte y que los niños en general no deben andar por los caminos sin pavimentar.

De acuerdo al informe de la Knéset, alrededor de 3.700 niños entre los tres y cuatro años usan el transporte, pero según al-Hib, el número de transporte proporcionado a los niños es en realidad muchísimo menor, “hay muchos padres interesados en enviar a los niños con los autobuses a las escuelas preescolares, pero en realidad es imposible porque estas escuelas están arrebatadas de niños. Necesitamos la cooperación de los Consejos Regionales y de la Autoridad para el Desarrollo y Asentamientos Beduinos en el Negev para construir estructuras adicionales”, manifestó.

La Asociación Sikkuy para el Avance de la Igualdad Cívica criticó recientemente el hecho de que los niños beduinos deben caminar largas distancias hasta sus escuelas. Los expertos en educación indican que esta situación puede dañar la psiquis y físicamente de los pequeños, así como damnificar la estructura social de los mismos. Sikkuy también exige la construcción de escuelas preescolares en aldeas beduinas no reconocidas, que están en situaciones aún más serias que las aldeas que están registradas.

El Ministerio de Educación indica por su parte que proveen transporte para los preescolares en las aldeas permanentes y estructuras portables en las aldeas que no están reconocidas y agregan que en los últimos dos años, se asignó un presupuesto para 97 aulas portátiles preescolares.

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios