Los judíos letones recuerdan el comienzo del Holocausto en Letonia

Los judíos letones conmemoraron -con un año de retraso debido a las restricciones de la pandemia- el 80 aniversario del comienzo del Holocausto en Letonia en un acto de contó con la participación del presidente Egils Levits, de ascendencia judía.

El presidente de Letonia Egils Levits y miembros de la comunidad judía local depositan una ofrenda floral en el Memorial del Holocausto Foto: Presidencia de Letonia vía Flickr CC BY-SA 2.0

Alrededor de 300 miembros de la pequeña y envejecida comunidad judía se reunieron junto con funcionarios del gobierno letón y algunos parlamentarios y otros se congregaron en el lugar donde estuvo la Gran Sinagoga Coral de Riga.

La sinagoga fue incendiada por los nazis, y algunos colaboracionistas letones, el 4 de julio de 1941 en un atentado que costó la vida a varias personas y que se considera como el comienzo del Holocausto en Letonia.

Levits dijo que el Holocausto nunca debe olvidarse y advirtió contra el uso de tergiversaciones de la historia para justificar crímenes actuales.

Esa advertencia ha sido interpretada como una alusión a Rusia y a la guerra de agresión contra Ucrania que el Kremlin ha querido justificar como una «operación antinazi».

El subdirector de la comunidad judía, Dmitrijs Krupnikovs, elogió los esfuerzos de los letones no judíos para investigar y documentar el Holocausto en Letonia.

En ese contexto mencionó a dos hombres que descubrieron una fosa común de alrededor de 100 judíos de la ciudad de Baldone, lo que llevó a la identificación parcial y el entierro de las víctimas de la masacre en un cementerio local.

En la ciudad de Cesis, una alumna de ascendencia judía junto con activistas locales crearon un monumento a las víctimas del Holocausto.

El monumento consiste en una instalar zapatos frente a edificios donde vivían los judíos. Frente a cada edificio el número de pares de zapatos coincide con el de los judíos asesinados y hay zapatos de niños para recordar a los menores que fueron víctimas del Holocausto.

El Ministro de Defensa de Letonia, Artis Pabriks, y la presidenta del parlamento, Inara Murniece, también participaron en el acto al igual que los embajadores de Israel y Alemania.

La ceremonia terminó con dos rabinos letones recitando un Kadish, la oración judía por los muertos.

Luego se depositaron ofrendas florales en una piedra con la inscripción «1941», el año en que comenzó la matanza de judíos en Letonia.

Antes de la reunión conmemorativa junto a las ruinas de la sinagoga, muchos de los asistentes marcharon por la zona cercana donde las autoridades de ocupación nazi habían organizado un gueto judío.

Antes de la Segunda Guerra Mundial unos 90.000 judíos vivían en Letonia, y se calcula que entre el 80 y el 95 por ciento fueron asesinados en el Holocausto.

Semanas antes del atentado a la sinagoga la Unión Soviética, que ocupaba Letonia en ese momento, deportó a unas 15.000 personas el 13 y 14 de junio, de las cuales poco más del 11 por ciento eran judíos letones, seleccionados por su condición de «burgueses», su filiación política, su pertenencia a fraternidades académicas o su rango militar. EFE

Compartir

#, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Mundo Judío