Lapid insta a acabar con las divisiones en su primer discurso como primer ministro

El nuevo primer ministro, Yair Lapid, abogó por un Israel liberal que acabe con el extremismo, la polarización y el discurso del odio, en su primer discurso como jefe de Gobierno desde que asumió el cargo el viernes.

Yair Lapid Foto: Avi Ohayon GPO vía Facebook

Lapid instó a la ciudadanía a trabajar para impulsar «un Israel judío, democrático, liberal, fuerte, avanzado y próspero», y apeló a buscar la paz con los palestinos y el resto de la región.

«Creemos que mientras se satisfagan las necesidades de seguridad de Israel», este «es un país que busca la paz» y «tiende la mano a todos los pueblos de Oriente Medio, incluidos los palestinos», remarcó Lapid, que esta semana reemplazó como jefe de Gobierno a Naftali Bennett y ostentará el cargo de forma interina hasta que se forme nuevo Ejecutivo tras las elecciones de noviembre.

El mandatario lamentó «los altos niveles de odio y ansiedad dentro de la sociedad israelí», así como una «polarización» que «es más amenazante que nunca» y a la que considera que se debe encontrar una solución.

«La respuesta es política. En Israel, el extremismo no va de las calles hacia la política. Es lo contrario. Fluye como lava de la política a las calles», aseguró Lapid.

Este hizo varias críticas veladas al ex primer ministro Benjamín Netanyahu, y denunció que «la esfera política» del país «se ha vuelto cada vez más extrema, violenta y viciosa, arrastrando consigo a la sociedad israelí».

«Debemos detener» esta deriva, «este es nuestro reto», concluyó, en una rueda de prensa ante los medios donde también hizo alusiones a Irán, país que insta abiertamente a la destrucción de Israel.

«Haremos lo que sea necesario para evitar que Irán adquiera capacidades nucleares o se afiance en nuestras fronteras», prometió.

La capacidad de maniobra de Lapid será relativamente poca, ya que ostenta solo el poder de forma interna a la espera de los próximos comicios del 1 de noviembre, los quintos que celebrará Israel en menos de cuatro años.

El Parlamento se disolvió el pasado jueves, después de que la coalición de Gobierno de la que Lapid era uno de los socios principales se hundiera al perder la mayoría parlamentaria, no poder contener disputas muy variadas a nivel interno.

Israel se encuentra en una profunda crisis desde 2019. Desde entonces celebró cuatro ciclos electorales que no arrojaron mayorías claras y sumieron al país en una profunda crisis política.

Según las encuestas, Netanyahu parte como favorito para ganar los próximos comicios, pero los sondeos no indican que su bloque ni el de los partidos que le son contrarios puedan obtener mayoría. Esto podría abocar a Israel al peligro de otra espiral electoral. EFE y Aurora

Compartir

#, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
1 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Nacional