La reconstrucción iraní de las pistas del Aeropuerto de Damasco y la campaña israelí de entreguerras

Ingenieros iraníes que operan bajo los auspicios de la Guardia Revolucionaria están supervisando la reconstrucción de la pista de aterrizaje sur del Aeropuerto Internacional de Damasco.

Ubicación de las bajas infligidas en el ataque aéreo del 16 de diciembre de 2021

Por Tal Beeri

La pista sur sirve como sitio de aterrizaje para los aviones de carga iraníes que transportan armas a Siria como parte del “corredor aéreo”. En 2021, la pista fue dañada varias veces y cerrada. Se afirma que los daños fueron causados ​​por ataques aéreos israelíes.

La reconstrucción de la pista comenzó en septiembre de 2021 y se esperaba que terminara a fines de 2021, pero otro ataque aéreo el 16 de diciembre de 2021 golpeó dos secciones de la pista, lo que retrasó la finalización de su restauración (Véase las marcas del círculo rojo en la fotografía aérea del aeropuerto).

Cabe señalar que los vuelos de carga iraníes no se han detenido. Los [Boeing] 747 que operan bajo los auspicios de la Guardia Revolucionaria continúan aterrizando en la pista civil (norte) del aeropuerto internacional de Damasco. También cabe señalar que, desde principios de 2022 hasta este momento, han aterrizado en el aeropuerto unos 8 aviones de carga Jumbo 747 pertenecientes a la Guardia Revolucionaria y la Fuerza Aérea de Irán.

El puente aéreo a través del corredor aéreo de Irán a Siria continúa. Como ya hemos publicado, es posible que, en algunos de estos vuelos, familias de milicianos chiís de Irán fueran transportadas a Siria para reubicarlos (ocupación chiita a través del cambio demográfico) en zonas al sur de Damasco y la región de Bukamal.

A pesar de las contramedidas y las operaciones de disrupción, el eje radical chiita liderado por Irán continúa operando las tres partes del corredor desde Irán a Siria y Líbano simultáneamente: por tierra, aire y mar. A pesar de las contramedidas y las operaciones de disrupción, el eje radical chiita liderado por Irán continúa operando las tres partes del corredor desde Irán a Siria y Líbano simultáneamente: por tierra, aire y mar. Quienes trabajan para frustrar y trastocar este proceso tienen como objetivo localizar y priorizar la actividad de mayor valor para el eje chiita.

En 2021, se llevaron a cabo alrededor de 1.000 ataques en Oriente Medio. Como parte de la «campaña entre guerras» de Israel (CEG), decenas de objetivos relacionados con Irán fueron atacados con cientos de armamentos, principalmente en toda Siria. La mayoría de los objetivos eran armamentos definidos como «avanzados» / «especiales», es decir, componentes destinados al proyecto de misiles guiados de precisión, sistemas de defensa aérea, misiles de crucero, misiles de largo alcance, varios tipos de vehículos aéreos no tripulados (drones) y sistemas de combate electrónico.

Se estima que alrededor del 70 por ciento del tiempo, las rutas de contrabando de armas por aire, mar y tierra están cerradas debido a la actividad israelí. Sin embargo, aunque el contrabando de armas ha disminuido con respecto a 2020, no sabemos qué es lo que ha logrado evadir la inteligencia israelí que abarca a Siria y el Líbano.

Prevenir el atrincheramiento iraní en Siria es probablemente imposible. La cuestión es el ritmo y la cantidad y calidad del atrincheramiento iraní. Israel casi no tiene influencia sobre el atrincheramiento civil de Irán en Siria (demográfico/expansión del chiismo/económico/religioso, etc.). Sin embargo, Israel tiene la capacidad de influir en la acumulación militar de Irán en Siria y de interrumpirla.

En el acto de disrupción se debe poner énfasis en los parámetros que pueden ser influenciados: ritmo/cantidad y calidad. Similar a la prevención del terrorismo palestino en Judea y Samaria, donde Israel opera con una estrategia apodada “cortar la hierba”, Israel opera de la misma manera en toda Siria. Una vez que se recibe una información de inteligencia relevante, los recursos operativos y de inteligencia se dirigen hacia ella. Cuando se abre una ventana de oportunidad, el objetivo es eliminado. De esa manera, la hierba no crece…

El plan de Irán de convertir a Siria y Líbano en un frente geográfico directo contra Israel no ha cambiado, y los iraníes parecen decididos a preservarlo, desarrollarlo y empoderarlo. El Líbano es un hecho consumado en este sentido, allí Hezbollah ha sido desplegado masivamente, ejerciendo la táctica del “escudo humano”. El Líbano es una gran plataforma de lanzamiento de decenas de miles de morteros, decenas de miles de cohetes de corto alcance, miles de misiles balísticos de mediano y largo alcance, misiles de crucero, sistemas de defensa aérea y cientos de misiles balísticos de precisión de mediano alcance.

En el Líbano (Hezbollah), Israel trastoca el elemento de calidad. El componente de cantidad ya no puede verse afectado; es un hecho, como se señaló anteriormente. La alteración del elemento de calidad en el Líbano comienza con una acción en su contra en el territorio sirio, ya que es allí donde Irán intenta introducir de contrabando la calidad y los medios especiales hacia el Líbano.

En Siria, la acumulación militar de Irán en cantidad y calidad aún no es un hecho consumado. Para interrumpir el componente de calidad tanto en el Líbano como en Siria y el componente de cantidad en Siria, Israel debe actuar intensamente. A la luz de esto, hemos sido testigos de un volumen cada vez mayor de ataques aéreos en suelo sirio que se llevan a cabo desde hace mucho tiempo.

Fuente: Alma Research and Education Center

Compartir

#, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Diplomacia y Defensa