La policía de Israel interroga al ex comandante de la Armada por el caso de los submarinos

La policía interroga al general retirado Eliezer (Chiney) Marom, ex jefe de la Armada del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) en el marco de una investigación de un escandaloso caso de presunta corrupción en torno a la adquisición de submarinos y buques patrulleros al conglomerado alemán ThyssenKrupp. La policía sospecha que, en el llamado […]

Biniamín Netanyahu en el INS Rahav Foto: GPO Kobi Gideon

La policía interroga al general retirado Eliezer (Chiney) Marom, ex jefe de la Armada del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) en el marco de una investigación de un escandaloso caso de presunta corrupción en torno a la adquisición de submarinos y buques patrulleros al conglomerado alemán ThyssenKrupp.

La policía sospecha que, en el llamado “Caso 3000”, se han cometido una serie de delitos en torno al acuerdo, entre ellos cohecho y lavado de dinero.

“Hemos descubierto una conducta muy preocupante con respecto a los acuerdo de equipamientos para la defensa por valor de miles de millones”, expresó un delegado de la policía a la corte. “Los hallazgos despiertan la sospecha real de delitos éticos, abuso de confianza, soborno, lavado de dinero y evasión impositiva”.

Eliezer Marom Foto: Tiffini M. Jones Wikimedia Dominio Públic

Eliezer Marom Foto: Tiffini M. Jones Wikimedia Dominio Públic

Días atrás, la policía detuvo a otros seis sospechosos. El tribunal extendió el arresto de tres de los sospechosos principales: Miki Ganor, un asociado cercano del primer ministro, Biniamín Netanyahu, y representante en Israel del grupo ThyssenKrupp; Avriel Bar Yosef, quien se desempeñaba en el rol de asesor de seguridad nacional y al abogado Ronen Shemer, que trabaja en la oficina de Ganor.

Además, la policía congeló la cuenta bancaria del ex comandante de la Armada, general Eliezer (Chiney) Marom, de quien se sospecha que presionó para el reemplazo del entonces representante del ThyssenKrupp en Israel, Shaike Bareket por Ganor.

La policía tomó también testimonio al ex director de la Oficina del Primer Ministro, Eyal Gabbay.

Eventualmente, fue interrogado un abogado con lazos muy cercanos a Netanyahu y puesto bajo arresto domiciliario por tres días.

Mientras que el abogado se ha negado a declarar; el resto de los sospechosos ha negado los delitos que se les atribuyen.

En noviembre de 2016, se reportó que la policía estaba investigando las licitaciones de submarinos y buques patrulleros con el grupo ThyssenKrupp por presunto soborno y conflicto de intereses.

Las negociaciones, que suman alrededor de diez mil millones de shekels (2.800 millones de dólares) se llevaron a espaldas del entonces ministro de Defensa, Moshe Yaalon, el jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, y director general del Ministerio de Defensa.

Yaalon se oponía al trato, y cuando fue desplazado del Ministerio, Netanyahu presionó para que los acuerdos sean firmados, e incluso discutió el asunto con la canciller alemana Angela Merkel.

El abogado personal de Netanyahu, David Shimron, representó a Ganor en el acuerdo, mientras que Bar Yosef, un amigo cercano de Ganor, representó al Estado de Israel. El primer ministro negó que tuviera algún conocimiento de que Shimron había estado involucrado en el acuerdo de los submarinos.

La policía descubrió la transferencia de millones de shekels de ThyssenKrupp a Ganon como así también al abogado que tiene fuertes lazos con Netanyahu.

“Parte del dinero fue dado como pago por servicios profesionales, pero no está claro qué parte, y parece como dinero de cohecho”, expresó un representante policial al diario Yediot Aharonot.

A raíz de la investigación, la firma del memorando de entendimiento entre Israel y Alemania para la compra de los submarinos ha sido postergada, y Berlín ha incluido en la clausula de que el acuerdo será cancelado si la policía comprueba que hay algún tipo de delito.

A diferencia de otras investigaciones que involucran a Netanyahu, el Caso 3000 es mucho más complejo y técnico y más difícil de comprender para el ciudadano medio. Pero el aparato de defensa es una “vaca sagrada” para la sociedad israelí, y si se comprueba que la compra de equipos para proteger al Estado ha sido amañada, podría provocar reacciones mucho más serias que las travesuras involucradas en la adquisición de caras chucherías para la Residencia del Primer Ministro o en las guerra mediáticas.

Compartir

#, #, #, #, #, #, #, #, #, #

Subscribirse
Notificarme de
guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Nacional