28 septiembre, 2021

La Fiscalía pide sobreseer a doce imputados por el atentado a la AMIA en Argentina

«Memoria Activa» rechaza la solicitud indicando que aún hay una enorme cantidad de documentos desclasificados sin analizar.

Un rescatista del ejército israelí revisa los escombros de la AMIA Foto archivo: Portavoz de las FDI

La Fiscalía encargada de investigar el atentado contra la mutua judía AMIA, que dejó 85 muertos en el peor ataque terrorista en la historia de Argentina en 1994, solicitó el sobreseimiento de 12 imputados vinculados a diversas líneas de investigación, informaron fuentes de la causa.

En tres resoluciones, la Unidad Fiscal para la Investigación de la Causa AMIA (UFI-AMIA), a cargo de Sebastián Basso, solicitó los sobreseimientos de los acusados por la «conexión local» del atentado.

En ese sentido, el fiscal pidió a la magistrada encargada del juzgado federal 6, María Eugenia Capuchetti, que dicte el sobreseimiento de los imputados en la conocida «línea siria», en otra relacionada con el volquete dejado en la puerta de la AMIA y en otra relativa a una concesionaria vinculada con Carlos Telleldín, último poseedor del vehículo usado como coche bomba en la explosión.

LOS DOCE ACUSADOS

De esta forma, Basso pidió el sobreseimiento de Alberto Jacinto Kanoore Edul (hijo), el exagente policial Víctor José Chabán, el propietario de la empresa de volquetes «Santa Rita» Nassib Haddad y sus familiares Pablo, Javier y Guillermo, además de otro grupo de acusados que pertenecían a la firma «Alejandro Automotores».

Dicho grupo está formado por Víctor Monjo, Gabriel Meli, Edgardo Yema, Rodolfo Setau, Marcelo Delacour y Antonio Quiroga.

«Tras una extensa investigación, no se han logrado colectar elementos de prueba que nos permitan sostener que Alberto Jacinto Kanoore Edul y/o Víctor José Chaban hayan participado, colaborado o contribuido de alguna manera, en la comisión del atentado a la sede de la AMIA», señaló el fiscal respecto a los investigados en la «línea siria».

Respecto a Haddad y sus familiares, la UFI-AMIA señaló que «no pudo acreditarse que la existencia del volquete formara parte del plan criminal» y «tampoco se detectó alguna irregularidad en el uso y destino del material explosivo, ni puede afirmarse que el material detonante por ellos haya sido utilizado para la voladura de la AMIA».

«No fue posible corroborar, siquiera mínimamente, la conexión de la familia Haddad con el hecho terrorista investigado», aseveró Basso.

En cuanto a los imputados vinculados a la empresa «Alejandro Automores», que están con falta de mérito desde noviembre de 1997, el fiscal entendió que está «agotada la producción de medidas probatorias que pudieran aportar datos de interés».

RECHAZO DE LOS QUERELLANTES

Esta decisión del fiscal Sebastián Basso fue criticada por la agrupación «Memoria Activa», una asociación civil sin ánimo de lucro dedicada a esclarecer las responsabilidades por los atentados contra la AMIA y contra la embajada de Israel en 1992, que dejó 29 muertos.

En un documento de rechazo a las solicitudes de sobreseimiento, el abogado de «Memoria Activa» Rodrigo Borda señaló que todavía «existe una enorme cantidad de documentación desclasificada que aún resta ser analizada en forma adecuada».

Asimismo, la asociación civil manifestó a través de su perfil de Twitter que, tratándose de «delitos de lesa humanidad», un sobreseimiento que no cuente con un análisis completo de los documentos «no tendría valor».

«Más allá de la falta de argumentos, incluso si el fiscal tuviese razón, esto sería una prueba más de un trabajo ineficaz de la propia UFI, que, repetimos, se permite hablar de trabajo «exhaustivo» cuando no está el 100 % del material desclasificado leído y mucho menos analizado», aseveró «Memoria activa».

El 18 de julio de 1994, a las 9.53 hora local, un coche bomba explotó frente a la sede de la mutua judía AMIA, causando 85 muertos y centenares de heridos.

Tanto la comunidad judía en Argentina como la Justicia responsabilizan de lo sucedido al Gobierno iraní de ese entonces y al grupo libanés Hizbulá. EFE

Compartir

#, #, #

Más sobre Mundo Judío