La Autoridad Palestina investiga la muerte de un sospechoso bajo custodia

23 agosto, 2016
Foto: Effi Schweizer Wikipedia

El Gobierno de la Autoridad Palestina (AP) anunció la apertura de una investigación para esclarecer las circunstancias de la muerte de un detenido bajo custodia policial sospechoso de matar a dos agentes palestinos.

El primer ministro de la AP, Rami Hamdallah, calificó en la reunión semanal de su gabinete el fallecimiento del detenido en la ciudad Nablus de «accidente excepcional» y anunció que «se ha creado una comisión de investigación».

El sospechoso fue detenido por las fuerzas de seguridad palestinas el lunes por su presunta implicación en la muerte a disparos de dos agentes el pasado jueves en esa ciudad del norte de Cisjordania.

El Gobernador de Nablus, Akram Al Rayub, que «el autor material del asesinato de los dos policías, Ahmad Halawe, fue arrestado y asesinado tras ser transferido a la prisión de Junaid en Nablus y sufrir el ataque de alrededor de 100 hombres de las fuerzas nacionales con palos».

El portavoz de las fuerzas de seguridad palestinas, Adnan Dmeiri, declaró por su parte que Halawe «comenzó a gritar y a jurar contra los efectivos de las fuerzas que se arremolinaron contra él» y que los comandantes intentaron proteger al detenido e impedir los golpes, «pero murió».

El funcionario palestino indicó que el suceso está siendo investigado.

El jueves por la noche varios hombres armados atacaron a los policías que trataron de detenerlos en el casco antiguo de Nablus, desencadenando unos enfrentamientos en los que murieron los dos agentes mencionados y dos sospechosos.

Hasta la fecha, al menos tres personas han sido arrestadas en el marco de esta operación.

El diario Al-Quds, describe a Halawe como uno de los dirigentes más prominentes de las «Brigadas de los Mártires de Al Aqsa», brazo armado de Al-Fatah, que figuraba entre los «más buscados» fugitivos por las fuerzas de seguridad.

En un comunicado del que da cuenta el diario editado en Jerusalén, la familia de Halawe denuncia lo que califica de asesinato por parte de las fuerzas de seguridad palestinas y exige que «los asesinos» sean llevados ante la justicia.

El operativo de arresto del jueves, así como otra pesquisa llevada a cabo een Nablus contra milicianos y fugitivos buscados por los organismos palestinos, se enmarca en una campaña iniciada en los últimos meses por la AP para desmantelar talleres y almacenes de armas y munición. EFE
 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.