12 octubre, 2021

Jerusalén dedica una plaza a un diplomático japonés que salvó a miles de judíos durante la Shoá

Chiune Sugihara, vicecónsul de Japón en Lituania en 1940, ayudó a escapar a miles de judíos del régimen Nazi.

El nipón, en 1985, recibiendo otro reconocimiento. Fuente: Twitter @nobukisugihara

En honor a la enorme labor del diplomático japonés Chiune Sugihara, Jerusalén le dedicó una plaza del barrio Kiryat Yovel. Sugihara fue el vicecónsul de Japón en Lituania en 1940. Sacando ventaja de su cargo, y en violación de la ley nipona, emitió más de 2.000 visas a judíos que habían escapado de Polonia tras la invasión nazi un año antes.

Gracias a su trabajo y contando con la colaboración de otros cónsules, empresas e individuos, se estima que se salvaron hasta 10.000 judíos que escaparon a través de la Unión Soviética y el país asiático.

Chiune durante la guerra en Lituania, en 1940. Fuente: cortesía de Hiroki Sugihara.

Las hazañas de Sugihara fueron reconocidas por Israel en 1984. La nación hebrea le entregó el título de Justo entre las Naciones póstumamente, en el año 2000.

Al evento, el cual fue cubierto por varios canales de televisión, asistieron 100 personas. Entre estas, se encontraba su hijo, así como sobrevivientes y descendientes de los mismos. Algunos de ellos incluso llevaban las listas de los destinatarios de las visas que Sugihara entregó en Kovno, además de copias enmarcadas de dicha documentación.

Compartir

#, #

Más sobre Mundo Judío