Israel destina más de un millón de dólares para investigar nuevas tecnologías alimentarias

Los ministerios de agricultura e innovación, ciencia y tecnología y GFI Israel elaboraron un presupuesto para apoyar más de una docena de estudios sobre nuevas tecnologías de proteínas alternativas.

Nuggets de pollo hechos por el desarrollador de carne cultivada israelí Future Meat. Foto: carne del futuro

Los ministerios de Agricultura y el de Innovación, Ciencia y Tecnología de Israel juntaron cuatro millones de shekels para un nuevo programa de becas académicas. El mismo apoyará a los investigadores en su búsqueda de nuevas tecnologías alimenticias.

Los ministros lanzaron hace poco una convocatoria de propuestas, junto con el Good Food Institute de Israel. Esta es una organización sin fines de lucro que promueve la investigación y la innovación en tecnología alimenticia.

Muchas de las tecnologías que se usan en el área se basan en investigación académica. Las tecnologías están detrás de dos empresas israelíes líderes en carne cultivada, Aleph Farms y Future Meat. Y se basan en investigaciones de bioingeniería desarrolladas por sus cofundadores.

El financiamiento del ministerio apoyará a una docena de estudios académicos con soluciones científicas y tecnológicas. Lo hará en los campos de la carne cultivada, fermentación y sustitutos a base de plantas. Los estudios tienen como fin mejorar el producto final o mejorar el proceso de producción en sí.

Una hamburguesa de ternera cultivada elaborada por la empresa israelí Future Meat. Foto: carne del futuro

Las presentaciones se deben hacer hasta el 1° de agosto por correo electrónico. Y cualquier avance está disponible para el público en general.

“La mayoría de las subvenciones públicas y financiadas por el estado tienen como objetivo aplicar los principios de la ciencia y el acceso abiertos en la práctica. De modo que todos los productos de investigación producidos como resultado de la subvención estén disponibles para el público en general. Esto tiene un doble impacto, tanto en el grupo de investigación individual como en toda la comunidad científica y de la industria que trabaja en este espacio. Y podría beneficiarse de los hallazgos de la investigación”, explicó Voldman-Rantzer, directora de alianzas estratégicas de GFI Israel.

“La subvención está destinada a financiar proyectos en etapa inicial y no requiere una prueba de concepto preliminar. Es una oportunidad para que los científicos nuevos y existentes exploren nuevos enfoques para abordar los desafíos y los cuellos de botella en el espacio industrial y de investigación y desarrollo de proteínas alternativas. GFI está trabajando constantemente para identificar cuellos de botella existentes y futuros, así como soluciones prometedoras para los desafíos más apremiantes de la industria”, añadió Rantzer.

“Las proteínas alternativas son tecnologías que tienen como objetivo recapitular las propiedades organolépticas de los productos alimenticios de origen animal utilizando plantas, microorganismos o células animales”, explicó. Y agregó que, en el proceso de selección, es probable que GFI priorice “algunos de los más importantes espacios en blanco”. Los mismos incluyen “biomímesis de grasas, optimización de cultivos, alternativas de productos del mar y mejoras en los procesos de formación de texturas”.

El informe del GFI sugirió alrededor de 1.400 millones de NIS en 10 años para emprender el camino. Y el gobierno israelí brindará el 56% de esta financiación con el resto extraído de los inversores privados.

Compartir

#

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Telegram Aurora

Más sobre Ciencia y Tecnología