8 marzo, 2021

Israel al día – Israel abre sus puertas tras vacunarse el 50% de la población

Tel Aviv ha vuelto a ser la misma de siempre. Es decir, la ciudad agitada que era antes de la pandemia. Ejemplo de ello es la calle Dizengoff, donde cafés y restaurantes están abiertos al público. Lo mismo ocurre en la calle Ben Gurión, una de las más transitadas de Haifa, al norte del país. O, […]

Foto: REUTERS/Corinna Kern

Tel Aviv ha vuelto a ser la misma de siempre. Es decir, la ciudad agitada que era antes de la pandemia. Ejemplo de ello es la calle Dizengoff, donde cafés y restaurantes están abiertos al público. Lo mismo ocurre en la calle Ben Gurión, una de las más transitadas de Haifa, al norte del país. O, en la costa sur de Israel, en Ashdod, donde la gente vuelve a disfrutar de un café con amigos en cualquiera de los mil y un restaurantes que han vuelto a abrir sus puertas.

¿Cómo es posible esto en medio del COVID-19?

Israel eliminó casi por completo las restricciones que había aplicado durante el tercer confinamiento, tras registrar la tasa más alta de vacunación en el mundo, luego de que alrededor del 50% de la población – casi 5 millones de personas– se encuentra inoculada. Esto significa, en palabras del Ministerio de Salud, que la apertura de restaurantes, cafés, bibliotecas, escuelas, universidades, centros culturales y lugares de culto, es el primer paso para regresar a la vida normal.

Eso sí, la ocupación de un café o un restaurante no podrá superar el 75% de los clientes que presenten el certificado verde, es decir, de vacunación, otorgado tras haber recibido las dos dosis de la vacuna de Pfizer, para sentarse en mesas al aire libre. Y, por supuesto, se mantendrá el distanciamiento social, así como el uso de mascarillas, mientras las autoridades de salud continúan con la campaña de vacunación a toda marcha.

Sin embargo, hay personas, de todas las edades, que se niegan a ser vacunadas, bajo la excusa de que no necesitan recibir las dosis contra el virus. Es cierto, en Israel no es ley vacunarse. Sin embargo, las autoridades de salud recomiendan la inoculación como una medida de protección.

Gracias a estas medidas, en las últimas semanas, Israel ha registrado un notable descenso en las cifras de contagios de COVID-19 y de pacientes en estado de gravedad.

De ahora en adelante, el país tiene varios retos, sobre todo en el plano económico y social. Uno, es recuperarse del frenazo económico ocasionado por la pandemia. Y otro, mantener la propagación del Coronavirus a raya, sin las restricciones que estaban vigentes durante el último confinamiento.

Y ni qué hablar sobre los retos en el campo político. Pero ese es tema para otra columna.

Compartir

#, #, #, #, #

Más sobre Opinión

Subscribirse
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios