Hamás y la renovación de los combates en Gaza: ansiedad, sin internalización

4 diciembre, 2023 , , , ,
Foto: Palestinian News & Information Agency (Wafa) CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons

Por Yohanan Tzoreff

Las exigencias de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a la población civil, difundidas a través de folletos y mensajes en los medios de comunicación, de desplazarse hacia el oeste y el sur, hacia Rafah y lejos de la frontera con Israel, se unen a la exposición de los habitantes de Gaza durante la tregua sobre el alcance de la devastación y destrucción en el norte de la Franja de Gaza tras el bombardeo de la Fuerza Aérea Israelí. 

Todo eso, aumenta el temor a un intento israelí de crear una realidad similar en la zona de Khan Yunis y el sur, donde la densidad de población ha aumentado debido a la absorción de habitantes de la parte norte de la Franja que respondieron a los llamados del portavoz de las FDI y se trasladaron al sur. 

El temor a otra «nakba» debido a un intento israelí de empujarlos hacia el sur, hacia Egipto y dejar las zonas desocupadas de la Franja de Gaza bajo control israelí, es el déjà vu que temen los palestinos. 

La confusión causada por el mapa interactivo que las FDI difundieron a los habitantes a través de una aplicación para sus dispositivos móviles añade otra capa a esta ansiedad.

Hamás, que ha mostrado poco interés por el destino de la población desde el inicio de la guerra, está muy interesado en prorrogar la tregua, pero cree que podrá exigir un precio más alto a Israel por los rehenes que quedan en sus manos. 

Khalil Hayya, uno de los principales líderes de Hamas y aparentemente cercano a Sinwar, ha aclarado que Hamas ahora está dispuesto, incluso después de que se reanudaran los combates, para una pausa actualizada con el fin de liberar a los hombres mayores entre los rehenes. 

Añadió que Hamás y las otras facciones sólo tenían tres rehenes del grupo de mujeres y niños, que constituían el marco establecido para el último acuerdo, y que se necesitarán nuevas reglas para el canje de cualquier otro grupo de rehenes. 

Por otra parte, Salah al Arouri, lugarteniente de Ismail Haniyeh, subrayó que el acuerdo sobre otro canje de prisioneros ha finalizado hasta que se anuncie un alto el fuego definitivo, y que el acuerdo firmado la semana pasada se realizó sólo por razones humanitarias.

Parece que no hay diferencias reales de opinión. 

Estos dos altos funcionarios no reflejan ninguna conciencia del cambio de actitud en Israel hacia Hamás tras la masacre del 7 de octubre llevada a cabo por la organización en las comunidades del Néguev occidental.

Siguen estimando que, como antes, Israel estará dispuesto a pagar altos precios por su gente y que el tiempo juega a su favor. 

En su opinión, el interés de Israel en la liberación de su gente, la presión de las familias de los rehenes y el amplio apoyo del público a estas familias serán, en última instancia, decisivos a favor de un acuerdo que cumpla con las nuevas condiciones establecidas por Hamás.

En otras palabras, la cultura del «summud» (firmeza) todavía guía a Hamás. 

Su arrogancia no muestra en absoluto que haya internalizado o reconocido el cambio en la actitud del público israelí hacia él. 

Lo que deja claro que Israel todavía tiene mucho trabajo por hacer.

Fuente: INSS The Institute for National Security Studies

Compartir
Subscribirse
Notificarme de
guest
9 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios